Miguel Ángel Pierri, abogado penalista y defensor de Rubén Darío “Pepo” Castiñeiras, cargó contra el Gobierno de Cambiemos por no respetar la división de poderes y deslizó que su defendido “está pagando el precio por su acercamiento al kirchnerismo".

“El Gobierno usa al Poder Judicial como disciplinador de la sociedad", disparó el letrado en una entrevista con Métodos Poco Claros y advirtió que “la Justicia se atrasó 10 años o 15 con la llegada de Mauricio Macri. La Justicia ha hecho de la prisión preventiva un disciplinamiento".

Sobre la imparcialidad de los magistrados, Pierri planteó que "los jueces que no respetaron la Constitución deberán dar un paso al costado". Ante esto, graficó que "hoy hay más arbitrariedades contra los más vulnerables".

"Eso mismos que actuaban como un Partido Judicial, ahora resuelven de acuerdo a derecho", criticó.

Sobre la causa de El Pepo opinó: "No tengo ninguna duda que el Pepo está pagando el precio por sus posturas políticas, su acercamiento al kirchnerismo".

Por la velocidad a la que circulaba en el momento del hecho, el abogado detalló: "Impugnamos la pericia oficial, que indicaba que iba a 130 kilómetros por hora, pero por los cálculos de horario iba a 80".

 Además, Pierri lanzó una primicia sobre el expediente de El Pepo: "El juez Giles se negó a recibir las actuaciones y le ordenó al juez natural de la causa, Gasquet, para que defina la situación de la prisión preventiva, que va a ser la morigeración".

Por último, deseó que gane el Frente de Todos en las elecciones generales: "Nadie desconoce la situación económica y social de Argentina, espero que Alberto Fernández sea el próxima presidente".

En esta nota