Paro en la línea 60 contra el ajuste y el achique de la empresa

Los trabajadores denuncian que la empresa reduce los puestos de empleo y sostienen que los pasajeros deben hacer trasbordos para llegar a Capital. 

05 de diciembre, 2019 | 07.45

 Choferes de la Línea 60 de colectivos realizan hoy un paro de 24 horas por "riesgo en los puestos de trabajo" y "un retroceso en las condiciones laborales", medida que acompañarán con una marcha a la sede de la Secretaría de Trabajo. El paro comenzó a las 0:00 de este jueves, mientras que a las 10:00 los trabajadores harán una movilización a la sede de la cartera laboral ubicada en avenida Callao y Bartolomé Mitre, donde se brindará una conferencia de prensa.

 “Hicimos paro porque autorizaron una readecuación de la línea 60 que para nosotros es un ajuste y un achique” y “Habrá entre 300 y 400 puestos de trabajo menos con esta readecuación”, afirmó Esteban Simonetta, delegado de la línea 60 en una entrevista en el programa Habrá Consecuencias que se emite por El Destape Radio. 

Simonetta sostuvo que la línea pertenece a "la empresa San Vicente, que adquirieron muchas líneas y terminaron muchos puestos de trabajo y cerraron ramales” y “Cierran ramales y los pasajeros tienen que hacer trasbordos para llegar a capital”. De esta forma, los habituales usuarios de esta línea -que en sus distintos ramales comunica los municipios de Tigre, Escobar y San Isidro con el barrio porteño de Barracas- deberán valerse de otros medios de transporte.

"A pocos días de perder las elecciones, el gobierno de Cambiemos benefició al grupo DOTA con una readecuación empresaria. La misma supone un alto riesgo en los puestos de trabajo y un retroceso en las condiciones laborales", advirtieron en un comunicado los choferes de la Línea 60.

Según explicaron los delegados, "pese a no contar con las condiciones mínimas para realizar dicha adecuación, la empresa comenzó a ejecutarla el domingo 1 de diciembre, observándose que ni siquiera la cumplen como lo tienen estipulado".
 

"Además, a los usuarios les incrementa los tiempos de viaje por la quita de ramales y obliga a abonar dos boletos para realizar los mismos trayectos", agregaron.  E insistieron: "Continuaremos en estado de asamblea permanente y no descartamos futuras medidas de fuerza hasta que se restablezca el servicio normal y habitual de la Línea 60".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?