La investigación comenzó por la comunicación emitida por la oficina de Interpol, de la ciudad de Ottawa, Canadá. En esa ocasión, que puso en conocimiento que un usuario de la red de intercambio de archivos P2P “Gigatribe”, compartía archivos de imágenes de que implicaban escenas de explotación sexual infantil desde una dirección IP localizada en la República Argentina.

Al recibirse la noticia, se inició un sumario por infracción al Art. 128 del CPN con intervención de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 30. Luego de la investigación preliminar el 21 de marzo personal la Policía de la Ciudad y el CIJ allanaron el domicilio desde el cual el usuario denunciado habría materializado su accionar, y se secuestró material informático para su posterior peritaje.

En las pericias realizadas por los peritos del CIJ se observaron imágenes de producción casera que mostraban aparentes menores de edad desnudos, en poses sugerentes. Ante ese hallazgo se compararon las imágenes con las fotos tomadas en el allanamiento del domicilio del imputado observando coincidencias con el lugar de producción de las fotografías en lo que hace a los pisos, muebles y ropa de cama.

Ante estas pruebas la fiscal Ramírez solicito un nuevo allanamiento que se realizó anoche en forma conjunta entre personal del CIJ y de la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público de la Policía de la Ciudad en donde se detuvo al médico especialista en rehabilitación física.

El imputado, identificado como Alberto Rodríguez Vélez, desempeña sus tareas médicas en el Instituto de Rehabilitación Psicofísica, según confirmó el Ministerio Público Fiscal porteño. El domicilio de Vélez fue allanado en marzo, en lo que fue el primer paso para su detención el martes por la noche mientras que este miércoles fue indagado, y posiblemente la Justicia dictamine en las próximas horas el pedido de prisión preventiva.

La detención fue ordenada por la fiscal Celsa Victoria Ramírez a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas nº 30, especializada en Delitos Informáticos y se produjo tras una investigación del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Publico Fiscal.

En esta nota