Si las elecciones fueran este domingo, la fórmula de los Fernández ganaría por 52,6 por ciento contra un 34,3 por ciento de Juntos por el Cambio. Por otro lado, la imagen y expectativa de Macri siguen en picada.

Según un sondeo del Centro de Estudios de Opinión Pública  que publicó Página/12, el aumento el la proyección de votos para el Frente de Todos es consistente con el estado de ánimo de la población, ya que casi el 80% sienten bronca o tristeza por la situación actual contra un escaso 17,7 que mantiene la esperanza en el macrismo.

El fundador de CEOP, Roberto Bacman, consignó: “Frente a este panorama, es muy difícil para el oficialismo encontrar un eje de campaña que trascienda sus propios votantes, porque apenas alrededor del 20 por ciento se muestra esperanzado o contento”. Para Bacman “Es muy poco, demasiado exiguo, y representa a su núcleo duro, sostenido por el antiperonismo y el anticristinismo feroz”.

Además, el estudio explicita que la sensación de bronca alcanza el 61,3% de los y las jóvenes de entre 16 y 24 años, sobre todo los consultados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano. Mientras tanto, Alberto genera una esperanza del orden del 59,5% en que su gestión mejorará la situación general mientras un 33,1% (consistente con el votante macrista) ve que será peor.

En cuanto a las expectativas, el resultado es similar: el 57,1% prevé una situación peor 39,7% o igual de mala 17,4%. El dato llamativo es que el Presidente no logra siquiera retener la adhesión de la tercera edad, como en 2015: en los mayores de 60 años el 53,2 por ciento ve un porvenir peor si sigue la gestión actual.

“En este último mes, además, el humor social empeoró y las expectativas de los argentinos de que esta gestión pueda revertir la actual situación económica y social están encapsuladas, al menos hasta el momento, en sus propios votantes duros”, cerró Bacman.

¿Quién es responsable de la situación económica actual?