Máxima tensión en la UTA: la oposición a Roberto Fernández tomó la sede

Más de 60 líneas de colectivos que no responden al secretario general del gremio paralizaron sus recorridos. 

16 de diciembre, 2019 | 17.17
La oposición a Roberto Fernández tomó la sede de la UTA | Máxima tensión

El gremio de la Unión de Transporte Automotor vive una situación de máxima tensión en su sede principal situada en el barrio porteño de Once, donde opositores a Roberto Fernández intentan tomarla.

Es en el marco de un reclamo salarial y por el despido de trabajadores que tienen fueros gremiales. Hoy más de 60 líneas de colectivos de la zona metropolitana realizaron una medida de fuerza. Y la medida de fuerza se tomó sin el respaldo de la UTA.

Son las líneas de colectivos de la empresa DOTA que circulan en la Ciudad y el conurbano bonaerense. "Hay un paro de 50 líneas de colectivo que no circulan por el despido de un compañero que tenía fueros", explicó el dirigente de la UTA Miguel Angel Bustinduy. Y agregó: "Necesitamos urgente una recomposición salarial, a muchos no nos alcanza ni siquiera para comer", dijo el dirigente a El Destape Radio. Según pudo saber InfoGremiales, el reclamo es de 15 mil pesos con carácter de urgencia.

La afectación del servicio también comprende líneas provinciales. En el ámbito municipal, no funcionan los colectivos 256, 263, 271, 299, 370, 373, 384, 385, 388, 403, 405, 421, 429, 435, 540 y 543.

La medida de fuerza implica no sólo un mensaje para los empresarios, sino una demostración de poder a la interna donde Bustinduy mantiene una fuerte disputa con el titular de la UTA, Roberto Fernández.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?