Mario Meoni reactivó importantes obras en el aeropuerto de Ezeiza

El ministro de Transporte recorrió las reformas de la Terminal A, la Torre de Control y criticó a quienes "apresuran" obras.

17 de enero, 2020 | 20.12

El Ministerio de Transporte de la Nación, encabezado por Mario Meoni, puso en marcha obras paralizadas en el aeropuerto internacional de Ezeiza, un espacio por donde circulan más de un millón de pasajeros por mes y es la principal terminal aérea de ingreso a nuestro país, lo que fomentará y potenciará el desarrollo del turismo nacional.

Impuesto a las Grandes Fortunas

La nueva terminal de partidas tendrá 166 puestos de check in distribuidos en cinco islas y 128 puestos de self check-in, para facilitar el trámite, más un nuevo sistema de traslado de equipaje automatizado y con mayor seguridad que tiene una capacidad para procesar hasta 4275 equipajes por hora.

Este sistema no sólo es el primero en el país sino en toda América Latina y es muy simple de usar ya que los pasajeros deberán ingresar los datos, agarrar la etiqueta que entrega la máquina, ponerla en el equipaje y dejarlo en la cinta transportadora que lo llevará al avión.

Se trata de un proyecto integral que incluye la remodelación del área de preembarque de la Terminal A, la pista principal, nuevos estacionamientos, así como el área de arribos del mismo sitio, un nuevo sistema vial y la nueva calle de rodaje, que se encuentran en ejecución.

Meoni aseguró que están "muy contentos" por poner en marcha las obras y remarcó que "lamentablemente, a veces, por la decisión de apresurarlas obras con sentido político y no con el tiempo determinado que requiere cada obra, se pone en riesgo la seguridad de las personas”, en relación a la tragedia que tuvo lugar en la Terminal C y que dejó el saldo de un obrero muerto en plena campaña electoral del año pasado.

El ministro destacó que la obra es importante para que los ciudadanos puedan tener un despegue cómodo y eficiente, pero también para lograr un marco receptivo de turistas, que reactivarán la economía nacional. 

Este nuevo edificio tiene casi 45.000 metros cuadrados de superficie y está distribuido en dos plantas más un subsuelo. La planta baja estará destinada al retiro de equipajes, los controles de aduana y un hall de arribos público, además de albergar las operaciones de control de seguridad y control migratorio, áreas administrativas y comerciales y las plantas de embarques y arribos.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►