Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X
La ex fiscal de la causa que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein, descartó nuevamente que haya habido una manipulación de la escena del hecho, luego de las fuertes críticas que la Cámara de Apelaciones le formulara en el fallo que envió la causa a la justicia federal. Fein, que se mostró molesta por los "ataques" de la querella de Sandra Arroyo Salgado, repitió que aun no hay un elemento "contundente" que permita afirmar si el ex fiscal de la UFI AMIA fue asesinado o cometió un sucidio.

La funcionaria judicial, que comenzó su trámite de jubilación, manifestó que Arroyo Salgado y sus peritos "unidireccionaron la investigación hacia el homicidio" y negó cualquier tipo de autocrítica por el procedimiento llevado a cabo en el departamento del piso 13 dela torre Le Parc, donde Nisman fue hallado sin vida. "Había cinco funcionarios judiciales, entre ellos un juez, mi persona y tres secretarios y cada uno a su manera estuvo haciendo un relevamiento en el departamento", afirmó.

"En el celular de Nisman se encontró una huella que le correspondía. Si alguien hubiese querido manipular el teléfono, se habría sacado la huella. Nisman le mandó a Waldo Wolff una vista fotográfica de la mesa de trabajo el sábado a la noche. Cuando la policía sacó una foto (el domingo a la noche), no se había movido ni siquiera un papel. Nadie manipuló esa mesa de trabajo", argumentó Fein.

Por radio Vorterix, Fein agregó que "todo desde el inicio fue complicado" y que su jefe directo, el fiscal de cámara Ricardo Sáenz, no había cuestionado su trabajo en la audiencia ante la Cámara de Apelaciones donde el funcionario judicial sostuvo que Nisman fue asesinado. Y deseó que "Arroyo Salgado tenga paz; si fue homicidio, que se pueda determinas que así fue".

La entrevista completa

Embed