La madrina de Lola quedó detenida por "encubrimiento"

01 de enero, 2015 | 22.09
La madrina de Luna Lola Chomnalez, la adolescente argentina hallada asesinada el martes pasado en proximidades del balneario uruguayo Barra de Valizas, quedó este jueves detenida tras declarar ante la jueza Marcela López quien, además, volvió a indagar al esposo de la mujer, también detenido como principal sospecho del crimen.


Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

De acuerdo al informe, la jueza López decidió hoy la detención de Claudia Ciardini, la madrina de Lola, por "encubrimiento", después de recibir su declaración durante una ronda de testimonios donde también interrogó a su esposo, Hernán Tuzinkevich, quien se encuentra detenido desde anoche como principal sospechoso del asesinato de la adolescente de 15 años.

En el marco de las investigaciones sobre la participación de los sospechosos en el crimen, fuentes judiciales adelantaron que la magistrada podría realizar, en las próximas horas, un careo entre los integrantes de la pareja.

En la sede judicial del Departamento de Rocha la magistrada recibió también esta tarde las declaraciones de unas diez personas, entre familiares y allegados a la pareja involucrada, ya que las investigaciones se encaminaron últimamente hacia su entorno, entre los que hay, además, un adolescente de 15 años.

Fuentes judiciales señalaron que a partir de haber caído Tuzinkevich "en contradicciones" durante su primera declaración testimonial, la jueza López decidió anoche dejarlo detenido e incomunicado hasta ampliar hoy la indagatoria en la sede judicial, adonde también convocó a unas diez personas, entre ellas un comerciante de la localidad de Castillos, por enviar mensajes a la familia a través de Facebook, en los que decía que Lola "estaba en buen estado".

El padre de la adolescente asesinada, Diego Chomnalez, quien se encuentra en Buenos Aires, declaró hoy respecto de Tuzinkevich: "No confío para nada en la pareja de la madrina de mi hija, y no tuve tanto trato con él. Lo conozco, pero no confío mucho en él", remarcó.

En tanto, el jefe de la Policía de Rocha, comisario Oscar Miraballes, había adelantado esta mañana que "la línea de investigación abarca a todo el núcleo familiar y a todos los allegados" de la madrina de Lola.
"Es un caso extremadamente complicado, donde hay menores involucrados", destaco el jefe policial.

La jueza López, mientras espera los resultados de las pruebas genéticas extraídas de las uñas de la joven asesinada para cotejarlas con los ADN de los sospechosos, decidió anoche la detención de Tuzinkevich, un hombre de 40 que trabaja de pastelero y hoy la de la madrina de Lola Chomnalez, a quien acusó de encubrimiento tras tomarle declaración.

La Justicia tiene la sospecha que el hombre podría estar implicado en la muerte de la menor, cuyo cuerpo fue hallado el martes semienterrado en la arena, en una zona cercana a la playa donde fue vista por última vez.

Fuentes judiciales contaron a la agencia Télam que también quedó demorado un joven de la localidad de Castillos por enviar mensajes a la familia a través de Facebook, en los que decí­a que Lola "estaba en buen estado".

En el mismo contexto de las declaraciones, la jueza decidió en cambio dejar en libertad al hombre de unos 40 años que había sido detenido ayer a la mañana por coincidir con los patrones físicos que se habían descriptos en la búsqueda del sospechoso.

Pese a que tenía heridas que en principio la policía consideró que podrían corresponder a la defensa de la víctima, se comprobó que no tenía que ver con el caso, tras el testimonio de su mujer que declaró haber tenido una pelea de pareja con el acusado.

Además del sospechoso liberado, la jueza tomó declaración al vecino del balneario Aguas Dulces que encontró el cuerpo y a varios adolescentes.

La autopsia realizada a la chica en la morgue de Rocha determinó que la causa de la muerte fue por asfixia, aunque no se pudo confirmar si fue mecánica, por obstrucción o por sofocación.
Además, los forenses hallaron heridas cortantes en distintas partes del cuerpo de la adolescente, aunque no fueron mortales.

De acuerdo a los datos aportados por los forenses, la adolescente murió en el lugar donde fue hallado el cadáver, por lo que su cuerpo no fue arrastrado.

En tanto, el cuerpo de Lola fue trasladado al Instituto Técnico Forense (ITF) de Montevideo, donde se realizarán estudios complementarios, ya que en el resultado preliminar de la autopsia no se hizo mención a si el cuerpo de la adolescente presentaba síntomas de haber sufrido abuso sexual.

La hipótesis del robo es una de las lí­neas de investigación que también se manejan ya que luego de los rastrillajes efectuados durante la jornada, la mochila rosa chicle que la chica usaba no fue hallada y se cree que Lola llevaba allí­ un libro, una botella de agua, algo de ropa y una suma de dinero.

No obstante, se están realizando peritajes informáticos sobre el teléfono celular de la chica y corroborando los últimos movimientos que realizó en las redes sociales para saber si mantuvo contacto con alguien antes de salir a caminar el domingo 28 por la playa, cuando fue vista con vida por última vez.

La chica habí­a viajado a Uruguay para pasar unos dí­as con su madrina, su padrino y los hijos de ambos, y tras casi dos días de búsqueda, desde el domingo a las 14, fue encontrada sin vida el martes a las 18.30 en una zona de dunas, tapada con arena.

Fuente: Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►