Daniel Llermanos, abogado de la familia Moyano, comunicó hoy que el juzgado 38 declaró la nulidad de una causa contra los camioneros "armada por Luis Majul", por la cual se allanó la sede del sindicato a partir de datos aportados en el programa del periodista. En él se difundió que miembros del gremio extorsionaron a la dueña de Expreso Pontevedra S.A., Nancy Pastorino.

La mujer usó el programa 4D, de Majul, para denunciar que miembros del sindicato de Choferes de Camiones y la Federación Nacional de Trabajadores de Camiones la quisieron extorsionar por $500.000 y que incluso sufrió presiones telefónicas.

Sin embargo, el Juzgado 38 a cargo del Jorge Baños "declaró la nulidad de todo lo actuado. Todo lo armado por Luis Majul era falso: era falsa la denuncia, falsa la grabación del supuesto dirigente de Camioneros, falsa la extorsión y supuestos cheques entregados en forma ilegítima", sostuvo Llermanos en su cuenta de Twitter.

En abril de este año, como contó El Destape, Majul fue denunciado por ser partícipe necesario del “delito de tareas ilegales de inteligencia, violación de secretos y violación de deberes de funcionario público” de dos miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Juan De Stéfano y Fernando Di Pasquale, así como al Fiscal General Adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, quien pidió la prisión preventiva de Pablo Moyano por, presuntamente, ser el líder de una asociación ilícita con la barra brava de Independiente.

La denuncia, a la que accedió El Destape, fue formulada por el abogado de la familia Moyano, Llermanos y solicitó un resarcimiento económico de $30 millones por parte de los denunciados. En el escrito, el letrado manifestó que el periodista fue la pata mediática, y “partícipe necesario” de tareas ilegales de inteligencia que consistieron en la difusión de escuchas telefónicas y fotografías de los Moyano.