La crisis llegó a una firma de Juliana Awada y corre riesgo una planta en San Pedro

Los trabajadores de la firma denuncian que solo son empleados tres horas por día por una reducción de la demanda y exigen soluciones.

08 de junio, 2019 | 19.37

La firma tercerizada J&S de la localidad bonaerense de San Pedro redujo la jornada laboral de ocho horas a sólo tres debido a que padecen una baja de la demanda de prendas por parte de la compañía Cheeky, propiedad de la familia de la primera dama Juliana Awada. Los empleados fueron al Ministerio de Trabajo a exigir una compensación y el resguardo de sus puestos.

QUÉ LA DEVUELVAN

“Hacemos pantalones, polleras, camisas y camperas. Las prendas salen terminadas con la etiqueta , el lavado y el planchado. Con todo para mostrar en la vidriera”, afirmó a El Destape un trabajador de la planta que no quiso dar a conocer su nombre por temor a represalias. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En total la fábrica tiene 80 empleados que cobran aproximadamente 75 pesos por cada hora de trabajo y llegan a confeccionar 150 prendas en un día, según precisaron a este medio los trabajadores. “Antes trabajábamos para Zara, pero dejaron de pedirnos prendas”, sostuvo el trabajador acerca de la cadena de tiendas de moda española que sufre los embates de la caída del consumo en la Argentina. 

Cheeky es dirigida por Daniel Awada, hermano de la primera dama. La firma fue denunciada por trabajo esclavo, luego de que filmaran con una cámara oculta un taller clandestino con cama adentro donde 13 personas eran presuntamente sometidas a la servidumbre y el hacinamiento en el barrio de Mataderos. “Trabajaban exclusivamente para Cheeky”, denunció el titular de La Alameda Gustavo Vera. 

No es la primera vez que la crisis generada por Mauricio Macri afecta a una empresa vinculada a Cambiemos. Federico Braun -presidente de Supermercados La Anónima y tío de Marcos Peña- reconoció que la cadena de supermercados atraviesa su peor momento desde el 2002. Además acusó que el gobierno le dio un plan especial a la firma francesa Carrefour que atenta contra la igualdad de competencia.

"Nunca nos fue peor en la historia de la compañía salvo en 2002. De Carrefour, la empresa más grande del mundo se tuvo que presentar en un plan preventivo de crisis, porque perdió 150 millones de dólares el año pasado", sostuvo Braun.

VENÍ A EL DESTAPE RADIO ►