Jorge Rial dejó de esconder su bronca contra la producción de Marcelo Tinelli por la participación de su hija Morena en el Bailando por un Sueño, y deslizó su enojo en un debate en Intrusos con su colega Adrián Pallares.

“Yo lo vivo, eh. Cuando fue Morena a bailar, ni la vi. ¡Ni la vi y ni siquiera la vi después grabada! No sé nada”, le reveló el conductor a su compañero, para después hacer una contundente confesión. “Quiero decir algo públicamente, no me gustó que haya ido, y para mí fue una tración de parte de la producción”, indicó.

Ante el silencio de sus panelistas, el periodista de América redobló la apuesta. “Por eso digo, muchachos: de acá para abajo no hay que pegar. De acá para abajo no se pega”, sostuvo repetidas veces, señalándose la cintura y las piernas.

Morena Rial pasó por el programa de Tinelli el pasado 13 de junio, y bailó junto a Charlotte Caniggia y su pareja de baile. A la hija del conductor no le fue bien con los puntajes y la invitación, siempre se conoció, no cayó bien al conductor de Intrusos.