Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, visitó a Neymar en el Hospital Ortopédico y Medicina Especializada de Brasilia al que fue trasladado después de sufrir una lesión en el tobillo derecho que lo aparta de la Copa América y publicó una foto junto al jugador en sus redes sociales.

Bolsonaro había declarado previamente su apoyo al delantero del PSG, acusado de violación por una modelo brasileña, y había asegurado que esperaba darle un abrazo antes del encuentro amistoso que disputó contra Qatar, en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, en el que resultó con una grave lesión que lo deja afuera de la Copa América en su país.

"Hoy debo estar en el partido de Brasil, espero dar un abrazo a Neymar antes del partido. El chico está en un momento difícil, pero creo en él. Neymar, esta noche, estamos juntos", había dicho el mandatario a los periodistas en la localidad de Aragarças, en el interior del estado de Goiás (centro), antes de dirigirse a la capital brasileña.

Posteriormente, Bolsonaro difundió en su cuenta de Twitter una fotografía en el hospital junto a Neymar, ambos de pie y sonrientes: "Visitando @neymarjr en el Hospital Home en Brasilia. Le deseo una buena y rápida recuperación!".

El atacante estrella de la selección, de 27 años, fue acusado por una joven brasileña de haberla violado en un hotel de París el 15 de mayo pasado.