Investigan al primo de Mangeri por presunto encubrimiento del portero

06 de marzo, 2015 | 12.22
El primo policía de Jorge Mangeri quedó bajo investigación por supuesto "encubrimiento" del portero, quien es juzgado por el crimen de la adolescente Ángeles Rawson. Se trata de Cecilio Saettone a quien incluso el fiscal Fernando Fiszer pidió mientras declaraba como testigo ante el Tribunal Oral Criminal 9 por dar una "versión mendaz" de los hechos, lo que fue rechazado. No obstante, el Tribunal ordenó extraer testimonio de la declaración de de Saettone para que otros jueces lo investiguen por supuesto intento de encubrimiento de su primo.

La fiscalía aseguró que el encubrimiento de Saettone estuvo dado por colaborar para hacer desaparecer el cuaderno de comunicaciones que tenía en su poder Ángeles, cuando fue atacada al regresar del colegio, y en tratar de enmascarar las lesiones que presentaba Mangeri las cuales se sospechan fueron producto de la defensa que intentó la víctima.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE


Según la fiscalía, a partir de entrecruzamientos telefónicos y de mensajes de texto es que Saettone pudo haber colaborado en el descarte del cuaderno de comunicaciones de Angeles. El testigo había declarado en la causa que el viernes 14 de junio de 2013, unas horas antes que Mangeri fuese detenido, lo llamó por teléfono para pedirle consejo. Así fue como Saettone y Mangeri, según dijo el primero de ellos, se encontraron en una estación de servicio y en donde se habló de la desaparición y el crimen de Ángeles.

Según Saettone declaró en aquella oportunidad, él preguntó a su primo sobre el crimen: "Yo no fui, pero suponete que hubiera sido yo, ¿vos qué harías?", a lo que él le respondió: "Te metería preso". Angeles Rawson, de 16 años, desapareció el lunes 10 de junio del 2013 cuando regresaba a su casa del barrio porteño de Palermo. Las cámaras de los edificios registraron las imágenes de la joven ingresando por la puerta principal del edificio donde vivía junto a su familia, y en el que también habitaba el encargado Mangeri.
El día siguiente su cuerpo fue hallado en el predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez, y días después el portero fue detenido a raíz de una declaración en la que se autoincriminó. Luego Mangeri dijo ser inocente y que la declaración que había hecho autoincriminándose fue a raíz de ser amenazado por un grupo de personas a las que nunca identificó, y de quien dijo recibir una golpiza, aunque luego se determinó que las heridas habían sido autoinfligidas. En el juicio que afronta desde hace días, el porteo ratificó que es inocente y que se enteró del crimen a través de la televisión.

    LA FERIA DE EL DESTAPE ►