#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X

Momentos de fuerte tensión se vivieron entre la policía de una comisaría de la localidad bonaerense de Chascomús cuando un grupo de manifestantes que asistió a la marcha en reclamo de justicia por el femicidio de Navila Garay, arrojó piedras contra los efectivos, que respondieron con gases lacrimógenos. La joven de 15 años fue asesinada golpes y enterrada en una casa quinta.

Durante la tarde del lunes, mientras los vecinos se manifestaban frente a la comisaría del barrio, un grupo comenzó a arrojar piedras y pedazos de empedrado contra los efectivos de seguridad, quienes se refugiaron en el edificio.

 

 

Posteriormente, los agentes lanzaron gases lacrimógenos para despejar la zona, mientras que un escuadrón se posicionó frente a la puerta para evitar que intenten entrar nuevamente.

Navila Garay tenía 15 años y fue encontrada asesinada y enterrada en una quinta de esa localidad el domingo. Estaba desaparecida desde el viernes pasado. Según la autopsia, la joven murió a causa de múltiples fracturas de cráneo. Por el hecho, fue detenido un primo de Navila, Néstor Garay.

En esta nota