La Fiscalía Federal de Pará (MPF) envió una carta a Ibama, una agencia del Ministerio del Medio Ambiente de Brasil, tres días antes del incendio en el Amazonas para informar que los productores rurales tenían la intención realizar una quemadura en el municipio como forma de apoyo a Jair Bolsonaro.

El 10 de agosto, como se enteró de la revista Globo Rural, más de 70 personas, de Altamira y Novo Progresso, entre sindicalistas, agricultores, comerciantes y acaparadores de tierras, se combinaron a través de un grupo de WhatsApp para incendiar las costas de la BR-163, carretera que conecta esta región de Pará con los puertos fluviales del río Tapajós y el estado de Mato Grosso.

Uma das páginas de ofício enviado pelo MPF ao Ibama(Foto: Ed.Globo)

Su intención era mostrarle al presidente Jair Bolsonaro que respaldan sus ideas de "aflojar" el apoyo económico a Ibama y tal vez obtener el perdón de multas por violaciones ambientales. El documento del Servicio de Fiscalía que advirtió al gobierno sobre el día del incendio, al que tuvo acceso la revista Globo Rural, también exigió un plan de contingencia de IBAMA en caso de "confirmación del referido evento".

El plan para llevar a cabo los incendios, programado para el 10, fue publicado por el periódico Folha do Progresso, de Novo Progresso. El domingo por la tarde, en Twitter, Sergio Moro, el ministro confirmó que la Policía Federal investigará la unidad entre agricultores, sindicalistas y usurpadores de tierras para incendiar los márgenes de la BR-163, como se informó en un informe en la Revista Globo Rural.