Hallaron asesinada a Diana Sacayán, una militante trans

13 de octubre, 2015 | 19.57
La militante del movimiento LGBT , Diana Sacayán, fue encontrada muerta "con signos de violencia" en su departamento de avenida Rivadavia, cerca de Plaza Flores.

El encargado del edificio vio la puerta del departamento abierta y al asomarse pudo ver que la víctima estaba atada sobre una cama y ensangrentada, por lo que llamó al número de emergencias 911 y a una ambulancia.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

SUSCRIBITE A EL DESTAPE


Los peritos determinaron que la puerta de acceso a la vivienda estaba violada desde adentro, por lo que presumen que quien cometió el crimen no halló las llaves para abrirla y así poder huir. Además, determinaron que en el dormitorio había desorden provocado posiblemente por una pelea y no hallaron faltantes, lo que en principio les hace descartar el robo como móvil del asesinato.

Diana había sufrido dos agresiones que llegó a denunciar. La última, en agosto pasado, con la Policía Metropolitana: había contado que tras ser agredida por un hombre en la calle, llegó la Policía y se la llevaron presa junto a otro activista. La maltrataron, amenazaron y denunciaron por resistencia a la autoridad con lesiones.

"Una policía se acercó cuando oyó los gritos y me quiso esposar. No me preguntó qué había pasado y sin mediar palabra consideró que la esposada debía ser yo. Después los policías empezaron a llegar de todas partes: se bajaron dos de un colectivo, vinieron tres patrulleros y cuatro motos. ¡Eran tres policías para cada una! Cuando me insistían para apresarme uno me amenazó con un aparato para dar descargas, como una picana. Me tiraron contra un colectivo y después volé arriba de un taxi que estaba en movimiento. Una vez que me pusieron las esposas me tenían en el piso con sus botas arriba y me decían que mire para abajo", publicaba meses atrás el portal Infojus Noticias.

Diana había llegado de la provincia de Tucumán con sus padres. Se había radicado en Laferrére y ahora estaba instalada en Flores. Vivió en la pobreza, se prostituyó, pero se organizó, resistió y la militancia le permitió en 2012 postularse como candidata a ocupar la Defensoría del Pueblo de La Matanza. Había trabajado en el INADI, en el programa de la diversidad sexual.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►