Habló Mangeri y dijo que un hombre armado lo amenazó para que se hiciera cargo del crimen

25 de febrero, 2015 | 10.39
El portero Jorge Mangeri denunció hoy en el juicio que se le sigue por el crimen de Ángeles Rawson que dos días después del hallazgo del cadáver de la adolescente fue interceptado por un hombre que se hallaba a bordo de "un auto oscuro" y que lo amenazó de muerte para que se hiciera cargo del homicidio.

El imputado aseguró esta mañana en su indagatoria ante el Tribunal Oral que la amenaza ocurrió el jueves 13 de junio del 2013 a la mañana, un día antes de su detención, y que el hombre estaba armado y le dijo: "Hijo de puta, sabés lo que tenés que hacer. Andá a declarar y hacete cargo o te va a pasar lo peor".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Luego, acusó directamente a la policía y dijo que al día siguiente, el viernes 14 de junio, lo subieron a un patrullero, lo esposaron, lo encapucharon, le pegaron y lo quemaron, mientras lo amenazaban para que se hiciera cargo del homicidio de la adolescente.

De acuerdo con su relato ante los jueces, Mangeri insistió en que también fue "apretado por un comisario o un subcomisario" cuando se hallaba en la fiscalía de Asaro, esa misma noche.

Según Mangeri, este jefe policial le dijo (lo que le tenía que decir a la fiscal): "Yo sé lo que pasó. Que (Ángeles) me provocaba, que las chicas de esa edad calientan la 'pava', que era una histérica, que lo había provocado, que luego no quiso y eso me puso como loco".

"Me dijo que tenía que llamar a la fiscal y confesar (eso), y que si no lo hacía, iba a ir presa mi mujer", agregó el portero a los jueces, ante quienes aseguró que el policía le dijo que "para que no sea tan alevoso, le diga a la fiscal que 'se me fue la manos' ".

"En un momento pensé que me iba a pegar", afirmó Mangeri respecto del policía que supuestamente lo estaba amenazando.

"Pensando en mi esposa, les dije que si ellos pensaban que había sido yo, que estaba bien. Me esposaron y me llevaron a Homicidios", dijo respecto a la madrugada del sábado 15 de junio, cuando ya estaba en calidad de detenido.

También aseguró que se enteró por televisión del hallazgo del cadáver de Ángeles en el predio de la Ceamse, en José León Suárez, y que lloró junto a su esposa.

"Por televisión nos enteramos que habían encontrado el cuerpo. Nos pusimos mal con mi esposa, lloramos abrazados", dijo el encargado del edificio de Ravignani 2360, en Palermo, tras lo cual se quebró ante los jueces del Tribunal Oral.

Fuente: Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►