• MACRI SE VA EN:

  • Radio en vivo

    RADIO EN VIVO

  • Video El Destape

    VIDEOS EL DESTAPE

  • El Destape

    ELDESTAPE

El Destape | Alberto Fernández nuevo líder regional

Funcionario de la Ciudad reconoció que sabían que compraban subtes con material cancerígeno durante la gestión de Macri

Eduardo De Montmollin reconoció que no tomaron los recaudos necesarios por el asbesto y confiaron en la buena voluntad de la empresa española.

15 de octubre, 2019 | 11.04

La CNN realizó un informe televisivo sobre la presencia de asbesto en los trenes CAF-5000 de la Linea B de subte que Mauricio Macri compró al Metro de Madrid en 2011, en el que el presidente de SBASE reconoció que no se exigieron los certificados que demanda la normativa nacional sobre sustancias perjudiciales para la salud.

A fines de su primer mandato como Jefe de Gobierno porteño, el ahora Presidente Macri adquirió seis trenes españoles de segunda mano construidos en los años 70, cuando el asbesto no estaba prohibido. A fines de la década del 90', la Unión Europea prohibió el uso de esa sustancia mineral en cualquier actividad ya que es cancerígena y en el año 2002 se prohibió la comercialización de cualquier producto que tuviera esa sustancia.  

En diálogo con ese medio, Eduardo De Montmollin, presidente de SBASE aseveró que compraron esos trenes "asumiendo que estaban en condiciones y el metro de Madrid podía vender esos trenes porque de hecho hay una ley que prohíbe a partir del año 2001 la comercialización de equipamiento con esta sustancia”.

El metro de Madrid sabía de la presencia hace más de dos décadas y aún así vendieron las formaciones a Argentina bajo el argumento de que el asbesto había sido encapsulado. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que todas las formas de asbesto generan cáncer: "Es cierto que hay documentación que dice que había asbesto pero no hay manera de asegurar que esto era cierto o no", agregó el funcionario porteño a modo de justificación.

"La documentación técnica de un tren puede ser una carpeta grande y de repente lo que dice esto es una letra chiquita en la página 473 del tomo 4 del Manual de Descripción de Partes. En teoría, los técnicos de SBASE no pueden garantizar que se hayan leído absolutamente todas y cada una de la páginas, pero en la posición conceptual asumimos que si en la documentación figuraba algo, el metro de Madrid había tomado medidas y que estaban en condiciones de poder venderlo", enfatizó.

Y cerró: "Hoy de nuevo, con el diario del lunes, ¿esos trenes que le compramos al metro de Madrid, tendrían que haber venido con ese certificado? Evidentemente no existió y de nuestro lado tampoco hubo una exigencia de que existiera".
 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?