Flamengo le dio vuelta la final a River en tiempo de descuento y se convirtió en campeón de la Copa Libertadores 2019

Se juega la primera final única de la Copa Libertadores en Lima, Perú.

23 de noviembre, 2019 | 19.00

Con dos goles de Gabriel Barbosa en tiempo de descuento, Flamengo dio vuelta un difícil partido frente a River y está a minutos de convertirse en campeón de la Copa Libertadores 2019.

En un final increíble, el delantero estrella del 'Mengao' se vistió de héroe y metió dos goles cuando el partido se agotaba para darle la copa al conjunto brasileño. El 'Millonario' había sido claro dominador durante casi todo el partido, pero su sueño se esfumó en dos jugadas.

Mientras se cumplía el tiempo reglamentario de la segunda mitad, Bruno Henrique desplegó toda su habilidad para desbaratar la defensa de River y descargó para Giorgian De Arrascaeta, que la punteó con lo justo para 'Gabigol', quien apareció por el otro lado del área para igualar el partido que durante 75 minutos había manejado River sin problemas.

El aluvión del 'Fla' que se había despertado en los últimos 15, más con ímpetu que construcción de juego, quebró al conjunto argentino y Gabriel aprovechó la oportunidad para capitalizar un pelotazo largo entre los defensores del 'Millo' y lanzar un inatajable tiro cruzado en tiempo de descuento.

Hasta las apariciones de Barbosa, casi todo había sido de River, que con un planteo muy vertical complicó a la zaga del 'Fla' durante toda la primera parte. Por ese camino, los dirigidos por Marcelo Gallardo se pusieron en ventaja a los 14, cuando tras una jugada de Enzo Pérez y un centro de Ignacio Fernández, Rafael Santos Borré encontró una pelota perdida en medio del área y venció a Diego Alves.

Con pelotas filtradas y un Pérez infranqueable, River se acomodó mejor en el partido y manejó el juego, pero sin una ofensiva clara que le permitiera agrandar la brecha.

Poco cambió en la segunda parte, aunque sí se hizo sentir el cansancio en los jugadores del 'Millo' debido al gran desgaste de la primera mitad. Durante casi toda la segunda parte, el único momento de tensión fue una polémica con el VAR luego de que un remate de 'Gabigol' se estrelló en el brazo Nicolás De la Cruz (el uruguayo no intentó ampliar el volumen del cuerpo y estaba su cuerpo por detrás), sin embargo, el videoarbitraje rechazó la infracción.

No obstante, en el tramo final del encuentro, el equipo brasileño comenzó a encontrar más espacios con el ingreso del mítico Diego para la conducción del juego. River se replegó un poco y empezó a imaginar un nuevo campeonato, pero todo se volvió una pesadilla a tres minutos del final: Gabriel se activo tras no mostrar su mejor versión y el 'Fla' aprovechó pequeñas deficiencias de River para gritar campeón tras 38 años.

NOTA EN DESARROLLO

 

 

 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?