Pese a los intentos del Gobierno de Mauricio Macri por mantener en secreto las pruebas que realiza la empresa Smartmatic sobre el sistema de escrutinio provisorio, la Justicia le ordenó a la Dirección Nacional Electoral (DINE) y al Correo Argentino que autorice la presencia de los inspectores informáticos del Frente de Todos en el testeo que se realizará mañana sábado. Desde Consenso Federal revelaron a El Destape que también habían realizado una presentación para poder participar, por lo que esperaban que les den pronto el mismo acceso.

"Resultando atendibles y razonables los argumentos esgrimidos en el escrito a despacho, autorícese a los apoderados de la alianza Frente de Todos Orden Nacional a presenciar la prueba integral del Sistema de Recuento Provisional de Resultados (RPR), la que se llevará a cabo el día 21 de septiembre", sostiene la resolución adoptada por la jueza federal con competencia electoral, María Romilda Servini a la que accedió este medio.

La empresa Smartmatic realizará a partir de mañana a las 10 de la mañana y hasta las 15 la primera prueba de cara a las elecciones generales de octubre, luego de que los veedores designados por el Poder Judicial realizaran un duro informe sobre las fallas que presentó específicamente el módulo para fiscalización de la carga de datos en las primarias del 11 de agosto. “El recuento provisional funcionó de forma totalmente defectuosa”, fue la frase utilizó Juan Franchino, director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura, al elaborar la auditoría requerida por Servini. 

En esta nueva prueba no se realizará la transmisión de datos desde los lugares de votación al centro de cómputos sino que la empresa venezolana testeará los cambios realizados en el software para subsanar los problemas reportados. La misma se llevará a cabo en las sedes del Correo Argentino del barrio porteño de Barracas y de Monte Grande.

Pese a los reclamos de la oposición y la comunidad de especialistas en seguridad informática para que se aparte a Smartmatic, el Gobierno defendió a la compañía contratada en reemplazo de la española Indra, que venía llevando hace 22 años las tareas ahora a cargo de la compañía venezolana.

"La remediación de las causas de las anomalías permitirá contar en las elecciones generales con un sólido sistema de consultas para la fiscalización por parte de las agrupaciones políticas", sostuvo Smartmatic en un escrito que presentó la semana pasada ante Servini.