En plena crisis, el Gobierno gastó más de $8 millones en un Congreso de Inteligencia Artificial

El monto es superior al informado originalmente. El ministerio ordenó retirar el detalle de gastos, al que El Destape accedió igualmente. 

01 de septiembre, 2019 | 02.00

En medio de la crisis económica que asola al país, el Ministerio de Educación de la Nación gastó 8,3 millones de pesos en el Congreso Internacional “Aprender para el futuro en la era de la inteligencia artificial”. Los montos no son para nada austeros como lo demanda el contexto de crisis económica y social. Una importante fuente de la cartera reveló que el Ministerio intentó ocultar estos gastos millonarios mandando a eliminar toda la base de datos de los costos del evento, una vez que El Destape se puso en contacto con el organismo para indagar y notificar que iba a realizar una nota al respecto.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

La misma gestión de gobierno que eliminó el Programa Conectar Igualdad argumenta que el congreso internacional se enmarca en el plan nacional de innovación digital Aprender Conectados, el Plan educativo del macrismo que, mediante el decreto 386/2018, eliminó al programa instaurado por la ex presidenta Cristina Kirchner en 2010, el cual entregó 5.315.000 computadoras a docentes y estudiantes en 11.573 escuelas secundarias.

El evento se desarrolló en el Centro de Exposiciones de Buenos Aires el 26 y 27 de agosto. El ministerio, al ser consultado por qué un Congreso de semejante envergadura no se realizó en un ámbito público del Estado en vez de contratar servicios privados, manifestó que “no se encontraron edificios del Estado que cumplan con los requisitos de capacidad y disponibilidad para las fechas previstas”. Lo “raro” es que las empresas contratadas para realizar este evento, cuentan con fuertes vínculos con el oficialismo. Entre las concesionarias del Centro de Exposiciones se encuentran: La Rural S.A.; Ogden Argentina S.A, cuyo accionista mayoritario es IRSA, que preside Eduardo Elsztain, uno de los empresarios con mayores vínculos comerciales con el macrismo, propietario de 16 centros comerciales en todo el país, del Banco Hipotecario y de las empresas agropecuarias Cresud y BrasilAgro, entre otras.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Las dos jornadas del Congreso contaron con la participación de referentes en la temática y funcionarios internacionales, entre ellos: Valtencir Mendes, responsable de proyectos en inteligencia artificial de la UNESCO; Leo Pahkin, Consejero en la Agencia Nacional de Educación de Finlandia; Peter Karlberg, director de Educación en la Agencia Nacional de Suecia; y Miles Berry, profesor en la Universidad de Roehampton, Inglaterra. Entre otros expertos internacionales se encuentran: Hugo Guterman, Director del Laboratorio de Robótica Autónoma, Universidad Ben Gurion, Israel; David Mioduser, Profesor Emérito, Universidad de Tel Aviv, Israel; y Sue Sentance, Directora de Formación, Fundación Raspberry Pi, de Reino Unido. 

El Destape tuvo acceso al detalle de los gastos que el gobierno intentó ocultar: “Alojamiento para 12 personas del 25 al 30 de agosto” en “Regente Palace Hotel” de la Ciudad, por un valor de $183.315, donde se hospedaron las “figuras” internacionales; alojamiento para 96 personas del 25 al 28 de agosto en el “Hotel Cuatro Reyes” de Monserrat, por un monto de $242.520; para el alquiler del Centro de Exposiciones de Buenos Aires, el gobierno desembolsó $888.299; en viáticos, pagó $1.271.334; pero el gasto más estrafalario que realizó la Cartera Educativa en este Congreso, fue el efectuado a la Universidad Abierta Interamericana – UAI, bajo la figura de “Convenio UAI”, como una de las partes organizadoras del Congreso. Este se divide en 2 partes: una con un costo de $1.250.000 y otra, que no especifica el destinatario, por un monto total de $1.071.334,30. Entre ambos suman $2.321.334,3.

Además, hubo dos servicios de catering: Uno para 480 personas solicitado a Azulado Catering por $1.035.760, y otro servicio para 300 personas, abonado a la empresa Holy Food, por $270.000. La firma encargada del material fílmico, quedó en manos de la productora Cactus, quien recibió a cambio $229.900, mientras que todo el equipo de sonido y pantallas LCD, quedó a cargo de Congress Rental, por $1.094.309,48 a cambio. Entre el servicio de limpieza y el de seguridad, ofrecidos a la empresa Alimpsa y a la ROAD Seguridad, respectivamente, suman $154.412,46. El traslado de los referentes internacionales a cargo de Transporte Pardo, el alquiler de 3 micros por día para las y los participantes del Congreso, otorgado a  Balcazar - MARTIN BUS, suman $284.513. También pasajes internacionales ida y vuelta, impresiones para folletería y servicio de Emergencias, entre otros. Entre todos suman $8.369.128.

Por su parte, voceros del ministerio que conduce Finocchiaro negaron que haya costado casi  8,5 millones de pesos y enviaron una escala de valores diferente que suma un total de $7.205.971. Según la Cartera Educativa, el detalle de este desembolso se divide en: Pasajes y traslados internacionales para 137 personas $2.366.100; alojamiento en dos hoteles de la Ciudad $425.835; costo del evento y alquiler del Centro de Exposiciones, entre otros suma $4.414.036,78. Además, el Ministerio, aclara que “el Banco Interamericano de Desarrollo aportó $868.825 destinados a cubrir parte de la contratación de la empresa que proveyó la parte técnica”. 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►