A raíz del anuncio de la Asociación Civil de Transporte de Automotor (ACTA) y otras cámaras del sector de suspender el servicio de colectivos todos los días de 22 a 5, el Ministerio de Transporte convocó a una reunión urgente a las cámaras de transporte para llegar a un consenso. Sin embargo, según pudo confirmar El Destape, el ministro no forma parte de la reunión y mandó a dos representantes de menor jerarquía.

La crisis que podría dejar sin transporte público a millones de personas en Capital Federal y el Gran Buenos Aires no parece merecer la atención del máximo responsable político del área. Dietrich envió en su lugar al secretario de Gestión de Transporte, Guillermo Krantzer, y la secretaria de Obras, Manuela López Menéndez.  “Hay vocación de diálogo”, afirmó una de las fuentes consultadas sobre el encuentro y subrayó que “la prioridad es el pasajero, las personas, el trabajador, el estudiante que necesita el colectivo para moverse, sobre todo en horario nocturno”.

 

 

El titular de la ACTA, José Troilo, había advertido ayer que la situación de las empresas de colectivos es crítica y junto a otros representantes de los dueños de las compañías de transporte emitieron un lapidario comunicado anunciando la medida que comenzará en pocos días.

 

 

 “Ante el grave deterioro de la situación económica que enfrentan las empresas de transporte público de pasajeros por automotor del Área Metropolitana de Buenos Aires, las entidades empresarias del sector han decidido en forma conjunta iniciar un proceso de racionalización de servicios, consistente en reducir y cancelar algunas prestaciones para atender adecuadamente los servicios en los horarios de mayor necesidad", señala el escrito. "Por ello, hemos decidido suspender los servicios de 0 a 24 los días domingos y feriados, a partir del día domingo 15 de septiembre próximo, y además cancelar la operación de los servicios nocturnos todos los días entre las 22 y las 05. Pedimos disculpas a los usuarios pero es la única manera de poder continuar con la normal operación de las empresas en los días y horarios de mayor demanda y mantener la fuente de trabajo de todo el personal empleado”, agrega el comunicado que provocó la convocatoria urgente a una reunión.