Luego de las críticas de un obispo en la cara de Mauricio Macri, Alberto Fernández se reunió con curas villeros y destacó su labor "en los barrios más vulnerables". 

El candidato presidencial del Frente de Todos manifestó que “no debemos perder el foco: nuestra prioridad es una Argentina sin hambre”, al reunirse esta mañana con los curas Lorenzo "Toto" de Vedia, de la Villa 21-24 de Barracas; Nicolás “Tano” Angelotti, del barrio Puerta de Hierro, de La Matanza; Basílico “Bachi” Brítez, de Villa Palito, La Matanza; José María "Pepe" Di Paola, del barrio La Cárcova, San Martín; y el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario para la Pastoral de Villas porteñas, monseñor Gustavo Carrara, en la Iglesia San Cayetano, de Liniers.

“Vine a la parroquia San Cayetano de Liniers a escuchar al padre Pepe y a los curas villeros, que hacen un trabajo muy importante en los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano”, contó Alberto Fernández.

 

 

Luego del encuentro entre curas villeros y Alberto Fernández, el padre Lorenzo “Toto” De Vedia, cura de la villa 21-24, apuntó contra el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio: “Pichetto no sabe la realidad de los pobres, parece que no los puede ver de cerca”. El candidato había criticado los dichos del arzobispo de Salta sobre las cifras de pobreza del gobierno macrista.

"Francisco es el Papa del mundo, no el Papa de los argentinos", señaló De Vedia en diálogo con FM Latina 101.1 y destacó que figuras como el senador rionegrino “desconocen cómo funciona la iglesia”. “No somos monaguillos de Francisco”, remarcó.

Este domingo, el presidente Macri viajó hasta Salta para participar de la misa de celebración del Señor y la Virgen del Milagro. Durante la homilía, el arzobispo provincial, Mario Antonio Cargnello, se dirigió a Macri y aseveró: "Mauricio has hablado de la pobreza. Llévate (entonces) el rostro de los pobres". Ante este discurso, el presidente miraba serio desde su asiento. Luego, medios oficialistas salieron a realizar operaciones de prensa contra ese obispo.