Elecciones 2019: tiempo de descuento para el cierre de listas en Buenos Aires, Ciudad y el interior del país

Las dificultades en este tipo de lances se multiplican cuando se trata de una coalición novedosa y numerosa, como es el caso del Frente de Todos.

21 de junio, 2019 | 08.54

El período de cierre de listas es un momento de ebullición y tensiones internas por naturaleza, en el que los distintos sectores que conforman un espacio político compiten entre sí por el reparto de un bien escaso: el poder. En el mejor de los casos, el sábado a medianoche, cuando la carroza se transforme nuevamente en calabaza, se velarán las armas para luego comenzar, hombro con hombro, la campaña electoral. Si algunos quedan disconformes con el reparto, algo que acaso resulta inevitable, esas heridas pueden tener efectos no deseados más adelante en el año. Pase lo que pase, el mapa que quede plasmado este fin de semana ante la justicia electoral configurará la política por los próximos cuatro años. Nada menos que eso es lo que está en juego.

Las dificultades habituales en este tipo de lances se multiplican cuando se trata de una coalición novedosa y numerosa, como es el caso del Frente de Tod*s. Por estas horas, entre el Instituto Patria, las oficinas de Alberto Fernández en San Telmo y la histórica sede del PJ sobre la calle Matheu se terminan de definir las candidaturas del armado opositor. Todo lo que se consigne en esta nota debe leerse con un asterisco colgado del final: hasta las 23:59 del sábado, no existe nada definitivo si no lleva un membrete oficial. Y si lo lleva también puede corregirse con un poco de liquid paper y voluntad política. Hecha esta aclaración, procedemos a repasar el estado de las cosas en los principales distritos.

En la provincia de Buenos Aires, la incorporación de Sergio Massa como primer candidato a diputado nacional terminó de definir la primera plana de una oferta electoral taquillera, que incluirá a los Fernández, el propio Massa, Axel Kicillof y Verónica Magario. Pero también trae aparejado un problema. Es que el peronismo tiene que renovar catorce bancas obtenidas en 2015 mientras que el espacio que responde al exintendente de Tigre defiende ocho posiciones. Sería necesaria una improbable performance superlativa, por encima del cincuenta por ciento de los votos, para que puedan mantener los veintidos escaños que, sumados, ponen en juego.

“Las negociaciones, que coordinan Máximo Kirchner y Wado de Pedro, seguirán hasta la última hora del sábado. Los dos ocupan bancas que vencen el 10 de diciembre. El propio Kirchner ocupará el tercer lugar de la lista, mientras que De Pedro también tendría su lugar asegurado, aunque su nombre también suena fuerte para ocupar un lugar clave del próximo ejecutivo. Otros diputados de alto perfil que tienen que renovar su lugar son Cristina Álvarez Rodríguez, Diego Bossio, Leonardo Grosso, Rodolfo Tahilade, Raul Perez, Cecilia Moreau y Luana Volnovich. Mayra Mendoza, en tanto, disputará la intendencia de Quilmes y Fernanda Raverta hará lo propio en Mar del Plata.”

Los cálculos para el reparto de posiciones se hacen sobre la base de que en una elección pareja, el Frente de Todos podría obtener catorce o quince bancas. Además de Massa, el Frente Renovador reclama para sí otros tres lugares “entrables”. El sindicalismo también cobrará al menos dos lugares, acaso tres, aunque hay distintos sectores que se disputan esa representación. La Corriente Federal, que encabeza el bancario Sergio Palazzo, metió dos diputados en 2017, por lo que arranca rezagada esa carrera. Las dos CTA, los Moyano y dos gremios fuertes en el conurbano, como SMATA y UOM, todos tienen aspiraciones de colocar a uno de los suyos.

En la ciudad de Buenos Aires, el panorama es un poco más claro. Una vez que se definió la candidatura de Matías Lammens a jefe de gobierno, el resto de las piezas se acomodaron. Mariano Recalde intentará obtener la banca en el Senado por la minoría mientras que, por estas horas, es muy probable que Victoria Donda encabece la lista de candidatos y candidatas a la cámara baja. El senador Fernando “Pino” Solanas, que no buscará la reelección en la Cámara alta, podría secundarla o tener un destino diplomático. Entre quienes renuevan, Axel Kicillof cruza la General Paz para disputar la gobernación. Andrés Larroque también tiene destino bonaerense.

En el interior del país, la novedad más importante de las últimas horas llegó desde Chaco, donde finalmente Jorge Capitanich no será candidato a senador, como había dejado trascender el gobernador Domingo Peppo unas horas antes. Los dos compiten entre sí para mandar en esa provincia los próximos cuatro años. Las negociaciones volvieron a foja cero y se espera que CFK intervenga personalmente para terminar de ordenar en ese distrito. La senadora y el candidato presidencial Alberto Fernández supervisan personalmente la confección de cada una de las listas. En el entorno de la fórmula aseguran que se llegará al sábado con todo el frente ordenado y sin grandes magulladuras. Eso, al fin y al cabo, sólo lo sabremos cuando suenen las campanadas de la medianoche.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?