Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Axel Kicillof y Verónica Magario, la fórmula para la provincia de Buenos Aires por el espacio de unidad peronista, visitaron la ciudad de Castelli y criticaron duramente la gestión económica y en materia tarifaria de Cambiemos en territorio bonaerense. Aseguraron que el Gobierno lanzó una "estafa electoral" desde el minuto cero, antes de ganar en 2015, y que ahora "han descubierto" que perderán los próximos comicios.

El ex Ministro de Economía señaló la "estafa electoral" de Cambiemos, "que empezó con promesas de campaña que jamás se cumplieron y pasaron de las promesas a las excusas. Después, el problema éramos todos los argentinos y ahora lo es el gobierno siguiente. Han descubierto que las elecciones no las van a ganar ellos sino el campo popular".

El candidato a gobernador bonaerense hizo foco en el último año, en el que "le han perpetrado los ingresos a una gran mayoría de nuestro pueblo: trabajadores, jubilados y también empresarios" porque fue "uno de los peores años de la historia en inflación, en caída de la industria, en caída del empleo, el incremento de la pobreza". Incluso, destacó Kicillof, "muchos piensan que el Gobierno trabaja para el campo pero los insumos están dolarizados y la venta de leche, yogurt, queso está pesificada. No se salva nadie".

La actual intendenta de La Matanza y compañera de fórmula de Kicillof hizo foco en los tarifazos: "Los valores a los que han llevado las tarifas exceden los valores razonables que puede pagar una familia: la luz aumentó de 2000 a 3600%, el gas desde 2200 al 3400% y el agua el 1000% en la provincia. Y ni hablemos del transporte". Con estas medidas, se generó "un sector dedicado a la energía que se llena los bolsillos, se los vacía a las familias y no hace inversiones".

Por eso, el diputado nacional del FPV-PJ remarcó cuál debería ser la política económica a adoptar por la nueva gestión: "Si la energía se saca en la argentina a precio argentino, lo que hay que hacer es cobrarla en pesos y devolverle la plata que le están robando a cada uno de los bonaerenses".