Elecciones 2019: El engaño de Macri para ilusionar a sus militantes

En un intento por revertir el clima de derrota, el mandatario utilizó una trampa discursiva para comparar las primarias de 2015 con las de éste año.

22 de agosto, 2019 | 12.31

"Las PASO en el 2015 las perdí por 15 puntos". Esa es la frase que Mauricio Macri se encarga de repetir desde el último 11 de agosto, cuando sufrió una contundente e inesperada derrota en manos de Alberto Fernández. Como un mantra esperanzador, el Presidente menciona ese dato en cada entrevista donde se lo interroga por la dificultad que le espera en octubre.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

Lo cierto es que se trata de una trampa dialéctica de Cambiemos, con la que tratan de revertir el clima derrotista entre sus dirigentes y militantes. Si bien la frase no es totalmente falsa, el escenario electoral de aquel entonces indicaba una realidad muy distinta y difícil de ignorar.

En aquella ocasión, el Frente para la Victoria encabezado por Daniel Scioli-Carlos Zannini alcanzó el 38,67% de los votos, mientras que la dupla Mauricio Macri y Gabriela Michetti obtuvo el 24,50%. Si bien la diferencia fue apenas dos puntos menos abultada que la de este año, la coalición Cambiemos había presentado otras dos fórmulas que compitieron con el mandatario en las PASO.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En aquel año, el radical Ernesto Sanz sumó un escaso 3,34% y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, el 2,28%. Entonces, sumando los votos de todos sus precandidatos, la alianza Cambiemos superó los 30 puntos. Es decir que Macri tenía cerca de 6 puntos al alcance para las elecciones generales, con lo que un análisis más preciso del escenario electoral, indicaba que la distancia de 14% con Scioli-Zannini en realidad era más bien de 8 puntos.

La forzada comparación fue enunciada por última vez en el seminario "Argentina en un año clave: desafíos internos y externos", organizado por el Grupo Clarín. Allí, al igual que en cada discurso desde las PASO, esgrimió su intención de seguir en campaña aunque la crisis económica y política complique cada vez más sus chances..

"La verdad hoy estoy bien, trabajando. Y quiero destacar la enorme energía de la gente, hay 8 millones de personas que creen en el cambio que estamos haciendo y están diciendo que este partido hay que jugarlo", concluyó, usando otra vez sus ya gastadas metáforas futboleras.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►