Alberto Fernández y Sergio Massa se reunieron para terminar de confirmar la unidad entre el kirchnerismo y el Frente Renovador dentro del Frente de Todos. En el encuentro charlaron sobre un acuerdo programático de doce puntos, la necesidad de tener una coalición de Gobierno que respete las identidades partidarias y la elección de la fórmula presidencial mediante PASO.

En diálogo con la prensa, luego del encuentro, Massa contó cuáles fueron los tres puntos clave. El primero es un programa de doce puntos que se venía "intercambiando y discutiendo" hace tiempo, según indicó el tigrense. Uno que priorice el trabajo y el desarrollo productivo del país.

En segundo lugar, habló de una coalición de partidos: "Cada uno de nosotros, con origen partidario distinto, que ha tenido diferencias políticas y de proyectos va a preservar su identidad partidaria. La idea es sumar desde el que piensa diferente y no amontonar dirigentes".

Finalmente, en lo que respecta a las candidaturas, se dirimirán las fórmulas presidenciales en una PASO: "Queda hasta el 22 de junio la posibilidad de, por consenso, con primarias, dirimir cuáles son las mejores fórmulas y el mejor lugar que puede ocupar cada uno".

"La reunión fue fructífera, de trabajo, pudimos avanzar en el acuerdo de un programa de doce puntos para el Gobierno a partir del 10 de diciembre", dijo Massa a la salida del encuentro. Ante la prensa, puso de relieve "la situación de emergencia social, de las Pymes, la pobreza que crece día a día, la necesidad de volver a poner en marcha el aparato productivo y de trabajo frente a una lógica económica del Gobierno que todo el tiempo insiste en mirar y prestarle atención solamente a la especulación financiera".

Esta dramática situación, señaló, obliga a la oposición a trabajar "juntos, con todos". "Hay que poner lo mejor de cada uno de nosotros para devolverle, desde el 10 de diciembre, la esperanza a millones de argentinos".