Cuando solo quedan pocos días para el 16 de junio, la elección en Santa Fe pinta reñida y eso obliga a los contendientes a sobreactuar y subir el tono. La cercanía que muestran las encuestas provocó que el candidato socialista salga a poner pierna fuerte en la cancha política, mientras el representante del peronismo se maneja como si estuviera ganando y se dedica a no cometer errores sin arriesgar demasiado. De la mano de lo que se lee como una elección reñida, se largó la guerra de encuestas que arrojan un ganador distinto según quién las pague, pero por muy poca diferencia entre uno y otro candidato y casi siempre dentro del margen de error.

Por otra parte, la campaña sucia se largó con todo y empezaron a aparecer noticias falsas, que en la época de la posverdad son utilizadas cada vez más con fines políticos, en especial en épocas electorales. Durante las últimas semanas proliferaron las fake news que perjudican a ambos aspirantes a la Casa Gris, relacionándolos con enriquecimientos espurios, procesos políticos del pasado y hasta con el narcotráfico. Incluso, falsificaron el perfil en redes sociales de un medio de comunicación real para difamar al candidato peronista, y utilizaron el nombre de un conocido portal político para lanzar una falsa acusación por WhatsApp contra el del socialismo. Sugestivamente, no se conoció ninguna contra Cambiemos. ¿Está trabajando en Santa Fe el ejército de trolls de Marcos Peña?

 

Todo al asador

 

El cambio de libreto de Bonfatti puede deberse a que, luego de la que difundió Management & Fit la semana pasada, apareció otra encuesta que lo da ganador a Omar Perotti por cuatro puntos. El sondeo que hizo entre el 22 y el 28 de mayo la consultora Raúl Aragón y Asociados sobre 1500 casos en toda la provincia lo ubica al rafaelino con 39,56% contra 35,69 del exgobernador santafesino. El candidato de Cambiemos José Corral los sigue con 24,76%. Desde el socialismo salieron al cruce: "Son dos papelones esas mediciones, Management & Fit es de Guillermo Seita, operador de Perotti, y en la de Aragón fueron incluidos los mayores de 16 años pero menores de 18, que no votan en los comicios provinciales", dijeron en off.

En tanto, desde el mismo sector contestaron difundiendo un relevamiento que los da ganadores, realizado por la encuestadora Doxa Data sobre 2138 casos entre el 22 y el 29 de mayo en todo el territorio santafesino. La medición le da 40,1% para Bonfatti, 34,4% a Perotti, y 16,3% para Corral. "A nosotros nos da un poco menos la diferencia, Antonio arriba por 2,9%, pero creemos que es un estudio serio. Hay otra que nos da ganando por 1,6%", comentó un asesor del candidato a diputado provincial y actual gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, en referencia a los estudios que elaboran los equipos del Frente Progresista.

En una clara demostración de que hay chances ciertas de perder la provincia y la elección estará muy pareja, Antonio Bonfatti empezó a jugar más fuerte. En sus últimas intervenciones comenzó a apuntar directamente contra Perotti con argumentos de lo que se denomina “campaña del miedo”, en un intento de diferenciarse del peronismo y buscar el voto útil del que eligió a José Corral en las PASO. "Está tratando de buscar el voto «anti». Está muy parejo y se define la última semana. No vi ninguna encuesta que no sea de ellos que lo muestre arriba. Mucha gente que votó a Cambiemos va a apoyar el socialismo para que no gane el PJ", indicó la fuente. 

 

No se inmuta

 

Por el lado del justicialismo, se ve mucha confianza y ponen en duda que el candidato del Frente Progresista lleve la delantera. "Si nos guiamos por la actitud del socialismo como termómetro, nos indica que están perdiendo porque se los ve desesperados. Sus encuestas internas raramente fallan, más allá de lo que digan en la pública para tratar de instalar un escenario. Por eso pienso que van perdiendo", afirmó un colaborador de la campaña del PJ. 

Perotti se comporta como lo dice el manual del que va ganando. Sin estridencias, le pega cuanto puede a la gestión socialista en el área seguridad y sigue mostrándose con María Eugenia Bielsa, que perdió la interna pero se mostró muy activa luego de las PASO al lado del candidato del frente Juntos, con el que compartió diversas actividades organizadas por su fuerza política Encuentro por Santa Fe. 

Es evidente que el peronismo está decidido a que la dispersión de votos de la arquitecta hacia otras opciones fuera del PJ unido sea mínima, y en búsqueda de ampliar ese espectro es que el exintendente de Rafaela no se mete en la discusión nacional. No quiere sufrir ningún tropezón en la recta final. Sin embargo, y a modo de guiño al votante kirchnerista, su compañera de fórmula Alejandra Rodenas dice a cualquiera que la consulte que está encantada con la fórmula Fernández-Fernández.

El próximo sábado se producirá el debate televisivo organizado por ambos canales de TV abierta de la ciudad y el multimedio La Capital, que tendrá gran cobertura. Si bien seguramente sea visto por muchos santafesinos, el formato en Santa Fe suele potenciar candidatos que se apegan al libreto, lo viven con miedo a equivocarse y discuten poco con sus competidores para no arriesgarse quedar mal parados. Así las cosas, el tramo final de la campaña augura intensidad y nadie se puede permitir un error.

*Nicolás Maggi es corresponsal de El Destape en Santa Fe.