Elecciones 2019: Cambiemos entregó datos personales de argentinos en el exterior para beneficiar a Mauricio Macri

A contramano de la ley de protección de datos personales, usaron contactos privados cedidos al Estado para propaganda oficialista.

17 de octubre, 2019 | 17.38

A poco más de una semana de las elecciones, argentinos en el exterior comenzaron a recibir mails partidarios de Juntos por el Cambio a sus correos electrónicos privados. Según manifestaron a El Destape, al único organismo al que le dieron su contacto personal fue a la Embajada en el país en el que residen o al Consulado, dependiendo el caso, para realizar algún trámite. Advirtieron a este medio que la maniobra no respeta la ley de protección de datos personales y que es un engaño al ciudadano. Desde la publicación de este escándalo, ayer, se sumaron nuevos casos a lo largo del mundo con la misma dinámica: les dicen estar suscritos a un grupo militante del oficialismo y hacen propaganda por Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Según pudo averiguar El Destape, éste es un caso de defraudación porque el Estado obtuvo datos de forma oficial, con la excusa de algún trámite (el denominador común de este caso fue el empadronamiento para votar el 27 de octubre), y los terminó volcando a una actividad partidaria, por lo que engañaron a los ciudadanos. Pero, además, implicó el uso de recursos públicos para recabar información que después se volcó a la propaganda oficialista, que nada tiene que ver con el bien público.

Al respecto desde la Agencia de Acceso a la Información Pública remarcaron que, según la resolución 4/2019 del organismo, sobre criterios interpretativos de la Ley 25.326, expresa lo siguiente: "En relación a la cesión de datos personales entre organismos públicos, no se requiere el consentimiento del titular de los datos y se cumple con las condiciones de licitud, en la medida en que (i) el cedente haya obtenido los datos en ejercicio de sus funciones, (ii) el cesionario utilice los datos pretendidos para una finalidad que se encuentre dentro del marco de su competencia y, por último, (iii) los datos involucrados sean adecuados y no excedan el límite de lo necesario en relación a esta última finalidad".

O sea, el Estado no puede darle datos proporcionados por los ciudadanos a un privado – como sería este caso -, ni tampoco puede usar la información para una finalidad diferente para la que fue solicitada, contrariamente a lo que ocurrió con las denuncias.

Los mails llegaron en los últimos días y los ciudadanos fueron tomados por sorpresa. Ayer este medio mostró cómo una mujer que vive en Estados Unidos hace 20 años, Marcela, recibió un correo en el que la invitaron a votar por el oficialismo, asegurando que fue destinataria del mensaje por estar suscrita a una web partidaria de voluntarios de Juntos por el Cambio en el exterior. Desde la publicación de la nota hasta hoy – menos de 24 horas después – la página cambió: pasó de ser explícitamente oficialista a mostrarse de forma más sobria, con información sobre las elecciones. Pero la URL los delata: mm2019exterior.wixite.com/inicio.

La página web de voluntarios de Juntos por el Cambio antes de la nota de El Destape.

Según el sitio web, hay 385.000 argentinos que votan en el exterior y quienes están habilitados para hacerlo son los mayores de 16 años cuyo DNI tenga un domicilio en el exterior y que hayan realizado el cambio de domicilio antes del 30 de abril.

La página web de voluntarios de Juntos por el Cambio después de la nota de El Destape.

El mail rezó: “Los argentinos residentes en el exterior fueron habilitados a votar automáticamente por la Justicia Electoral desde 2017 (siempre y cuando tengan hecho el cambio de domicilio)”. Y explicó: "Ser argentino es mucho más que el recuerdo de la infancia o gritar el gol con la camiseta en un mundial. Es estar ahí cuando la República te necesita", al lado de una foto de Macri, Pichetto, Vidal y Rodríguez Larreta, además del logo de Juntos por el Cambio.

En el documento enviado dejaron en claro ser voluntarios del actual oficialismo para “dejar atrás 70 años de populismo” con una serie de “valores” como “integración al mundo, justicia independiente, libertad de expresión, transparencia, humildad y democracia”.

Ante este mensaje, Marcela aseguró: "Me indignó recibir esto porque no sólo no comulgo con su política, que me parece desastrosa, sino que están usando mi información personal", y se preguntó qué otro tipo de datos suyos podrían manejar. Pero se presentaron otros casos similares, en este caso en España – también revelados por El Destape -.

Nicolás le dijo a este medio: "Desde el consulado de Argentina en Madrid, están usando mis datos personales para enviarme propaganda electoral" y también a Mariano, quien afirmó: "Sin dudas otro caso de utilización (abuso) de las bases de datos del estado ,ya que soy residente en España y es enviado al correo que facilite a la embajada".

Después de denunciar este escándalo de escala internacional, llegaron nuevas denuncias a El Destape. Un hombre que vive en Canadá hace 15 años se anotó en el Consulado para votar por correo en las próximas elecciones y el miércoles recibió el mismo mail que les llegó a los otros ciudadanos. Por cuestiones de seguridad, pidió mantener su nombre bajo confidencialidad, pero la dinámica fue exactamente la misma: le adjudicaron haber estado suscrito a una web partidaria de Juntos por el Cambio y lo invitaron a votar por el oficialismo.

Lejos de utilizar los recursos del Estado para informar sobre el derecho y la obligación de votar el 27 de octubre, pareciera que el Gobierno se concentró en recabar datos personales para entregarlos a agrupaciones afines para desarrollar su propia campaña.

Figuran dos casillas de mail en los correos recibidos: votemosenelexterior2019@pb06.ascendbywix.com y votemosenelexterior2019@gmail.com. Alejandro vive en Austria y este miércoles también recibió el mismo mensaje. Al principio, sospecharon que podría haber sido por ser parte de Argentinos por el Mundo, pero también le adjudicaron ser parte de la comunidad de Juntos por el Cambio pese a no haberse anotado.

Desde Berlín, Lucrecia se comunicó para contar su historia. Vive en Alemania hace 17 años y decidió empadronarse para votar en los comicios del 27 pero también recibió el correo electrónico partidario del macrismo, donde aseguraron que formaba parte de una base de datos de una agrupación oficialista, lo cual rechazó.

Otra mujer, que pidió reserva de identidad, habló desde Perú. También notó que en su correo electrónico había un mail de Juntos por el Cambio. El mismo que les llegó a todos. Ella actualizó su DNI para renovar su pasaporte y estima que en ese trámite tomaron sus datos, los cuales fueron entregados por el Consulado argentino en aquél país a este grupo militante.

Por otro lado, también contactaron a este medio para denunciar que argentinos que viven en Holanda recibieron el mismo mensaje y sólo brindaron su contacto a la Embajada argentina en aquel país. También llegó el caso de Marina, desde Suiza, que fue receptora de exactamente el mismo mensaje.

Son cada vez más casos y se replican a lo largo del mundo con un mismo modus operandi: el uso de los recursos oficiales para recabar datos – para trámites – y destinarlos a actividades partidarias que nada tienen que ver con el bien común de los ciudadanos. Además del engaño del que fueron parte y el uso de sus datos privados sin consentimiento.

El mail enviado a argentinos en el exterior

¿Querés recibir notificaciones de alertas?