El sábado 22 de junio es la fecha indicada para el cierre de candidaturas nacionales. Ese día se sabrá quiénes serán los postulantes por la provincia de Entre Ríos que competirán para renovar siete bancas en el Congreso de la Nación: cuatro en la Cámara de Diputados y tres en el Senado.

La danza de nombres comenzó hace rato, incluso antes de que se definan los candidatos en las listas locales, que terminaron consagrando a Gustavo Bordet como gobernador reelecto por delante de Cambiemos. Consumada la elección local, resta definir las piezas que buscarán llegar a los escanios nacionales, en lo que se aguarda sea una nueva contienda sumamente polarizada entre justicialistas y macristas.

 

El PJ busca la unidad

 

El peronismo entrerriano salió sumamente fortalecido de las últimas elecciones. Bordet fue reelecto con casi el 60% de los apoyos, en el marco de un proceso de unidad donde conjugó el justicialismo más daloguista con el kirchnerismo reacio a entablar cualquier tipo de vínculo con la Casa Rosada. En ese marco también salió airoso en las principales localidades: Paraná -recuperó la ciudad después de cuatro años-; Concepción del Uruguay y Gualeguaychú.

Ese mismo escenario, y su investidura de nuevo conductor del PJ provincial, lo ponen al gobernador como el principal actor político de la provincia. Al igual que en la previa de lo sucedido en las Elecciones nacionales, las negociaciones están siendo encabezadas por él, en contacto directo con Alberto y Cristina Fernández. José Cáceres, ex vicegobernador entre 2011 y 2015, es el emisario del mandatario.

"Se arregló un diputado para cada lado y un senador para cada lado, con encabezado cruzado. Si uno va 1° en Diputados, va 2° en Senadores. Y viceversa" le confió a El Destape una fuente cercana al peronismo provincial.

En lo que hace al Senado el gobernador confiaría en un nuevo mandato de Sigrid Kunath, legisladora de la Cámara Alta Nacional desde 2013. El otro mencionado es Eduardo Lauritto, intendente hasta diciembre de Concepción del Uruguay, y quien ha mencionado una suerte de "ingratitud" del gobernador respecto de los lugares brindados a los dirigentes uruguayenses. El presidente municipal ya fue vicegobernador entre 2007 y 2011 y además ministro de Educación. Si no acepta, el Gabinete 2015-2019 también sería una opción, aunque no se sabe exactamente a dónde.

El kirchnerismo, en tanto, estaría representado por el exgobernador Sergio Urribarri -Bordet intentaría que no fuera él- o la exintendenta de Paraná entre 2011 y 2015, Blanca Osuna. Esta última ya fue legisladora nacional en ambas cámaras.

En cuanto a los diputados el sector K pondría a Martín Piaggio, actual secretario de Salud del municipio de Gualeguaychú y pariente del actual intendente reelecto en esa localidad, del mismo nombre. En efecto Piaggio -el intendente- fue uno de los que más acentuó su identidad K entre 2015 y 2019, cuando parecía que se diluía el espíritu de la "década ganada". Hace dos semanas retuvo la Intendencia con un caudal enorme de votos y sólo cinco días después se reunió con la mismísima Cristina Fernández en el Instituto Patria, junto a parte de su equipo y el mencionado candidato.

Por último el exgobernador Jorge Busti podría cerrar el círculo, luego de la confirmación de Sergio Massa dentro del Frente de Todos. El exmandatario en tres ocasiones fue el alfil del massismo en 2015, nunca se identificó con el kirchnerismo y tiene una buena relación con el gobernador.

 

La UCR quiere encabezar en Juntos por el Cambio

 

Los radicales anunciaron que buscarán encabezar las dos listas de cara a las Elecciones PASO de agosto: diputados y senadores. Así lo resolvió de hecho el Congreso del espacio el 11 de junio, mismo día que se supo que Miguel Pichetto sería candidato a vice de Mauricio Macri. La noticia no le cayó bien a los correligionarios, que endurecieron su postura y señalaron que no cederán más lugares.

Un dirigente del centenario partido le confió a El Destape que es posible, incluso, que haya más de una lista radical. Los nombres que suenan van desde Atilio Benedetti -segundo en las elecciones para gobernador y actual diputado nacional- hasta Sergio Varisco -intendente que perdió en Paraná en su cruzada por la reelección y sumamente complicado en materia judicial, como ya diera cuenta este sitio- pasando por Leandro Arribalzaga -intendente de Villa Elisa y presidente de la UCR entrerriana- y María Alejandra Viola -actual diputada provincial-.

"Nuestra idea es buscar una lista de consenso" señaló Emanuel Gainza, concejal de Paraná, dirigente del PRO de la capital y aspirante a una banca nacional como diputado. Su nombre fue deslizado por Esteban Vitor y confirmado por el propio edil a El Destape.

Si bien evitó hablar en nombre propio, Gainza dijo que, en caso de que la UCR encabece la propuesta de Diputados, el segundo nombre que buscarán aportar será el Silvia Campos, actual titular del Inadi de Entre Ríos, y dirigente de suma confianza del edil. De hecho la funcionaria fue candidata a concejal en su nómina en las PASO, cuando el joven dirigente compitió -y perdió- con Sergio Varisco en el paraguas de Cambiemos en Paraná.

Ahora bien, si los radicales, en el marco de una lista del consenso, encabezan Diputados, entonces el PRO pedirá poner el primer senador. El nombre elegido sería el del actual legislador de la Cámara Alta Nacional, Alfredo De Ángeli. El ruralista correría con ventaja, e incluso tendría el visto bueno del propio Mauricio Macri.

Si no hay acuerdo -es decir, una lista encabezada por cada espacio- entonces todo indica habrá internas.

*Juan Pablo Scattini es corresponsal de El Destape en Entre Ríos.