El candidato a presidente por el Frente de Todos Alberto Fernández afirmó que su obsesión será prender la economía, lanzar un plan de créditos para las PYMES, fomentar los planes de vivienda y mejorar la situación de los jubilados. Además elogió a Roberto Lavagna. 

Prender la economía

"Hay que hacer un plan del Estado para poner en marcha para activar la economía. Tal vez tengamos que proponer subsidiar plazas para que puedan acceder al crédito a la mediana empresa, tal vez tengamos que proponer un plan de viviendas con el sector privado para la clase media", sostuvo Fernández. 

El candidato además afirmó que el gobierno impidió a los bancos dar préstamos y que es necesario permitir el acceso al crédito. 

Intervención sin ser gobierno aún

"Quiero que los argentinos dejen de sufrir y este gobierno solo los hace sufrir.   Si sirve mi intervención para que dejen de sufrir lo haría, pero no soy nada, ni siquiera un presidente electo. Soy un simple candidato. Él está orgulloso de lo que hizo, no lo puedo creer, cuatro millones y medio de pobres y habla de que el mundo está asustado por nosotros".

"El canal de diálogo está absolutamente abierto. Si Macri me necesita voy mañana a hablar con él. Pero no quiero mentirle a la gente como hace él, vamos a hablar y va a dejar a (Nicolás) Dujovne, que tiene el 80 por ciento del patrimonio en el exterior y gobierna el patrimonio de los argentinos. Quiere hablar conmigo Macri y deja a (Guido) Sandleris, que ni siquiera tiene acuerdo del Banco Central y es un presidente usurpador que ha hecho estragos con las divisas de la Argentina", precisó.

En ese sentido, añadió: "Yo hablo con Macri y estas dudas que tenemos cómo las resolvemos".

El elogio a Lavagna

Sobre una posibilidad de sumar a Roberto Lavagna como ministro de Economía en caso de ser electo presidente, señaló: "Con Lavagna trabajamos juntos para sacar de la crisis al país, pensamos parecido, porque si estuviera en mi lugar te diría lo mismo que yo. El problemas es que no hay inversiones porque el ministro de Economía tiene el 80 por ciento del patrimonio en el exterior, o sea no confía en sus propias políticas".

"A qué presidente no le gustaría tener a Lavagna como ministro de Economía. Es uno de los hombres mas virtuosos. No sé qué quiere hacer Lavagna, que dicho seas de paso fue el único de los candidatos que levantó el teléfono para felicitarme".

Además, sostuvo que está a favor de la despenalización del aborto y que debe ser "tema de agenda" para evitar que se genere "un crecimiento de los abortos clandestinos" porque no quiere "que muere ninguna otra mujer", al tiempo que remarcó que la relación con Brasil debe ser "espléndida".