Elección en Córdoba: el peronismo puede arrebatarle la ciudad a la UCR

12 de mayo, 2019 | 18.44

Elección en Córdoba: el peronismo puede arrebatarle la ciudad a la UCR

12 de mayo, 2019 | 18.44

Para el peronismo cordobés y Cambiemos en sus dos versiones, la macrista de Mario Negri y la radical de Ramón Javier Mestre, la madre de todas las batallas será en la Capital, donde el PJ quiere llegar de la mano de Martín Llaryora y volver al gobierno municipal que no ocupa desde diciembre de 2003, cuando el menemista Germán Kammerath le dejó la Municipalidad a Luis Juez, quién llegó al poder con 56% de los votos.

Llaryora no pudo votarse, pese a que contrarreloj el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) lo habilitó a ser candidato a intendente el jueves pasado: el candidato del PJ a la Intendencia cordobesa aún hoy está empadronado en la mesa 7619 de la escuela Primera Junta de la ciudad de San Francisco, ubicada en el límite con Santa Fe, a 208 kilómetros al este de esta Capital.

Luis Juez, socio de Negri y candidato de Córdoba Cambia, cuando salió de votar cuestionó la Boleta Unica de Sufragio (BUS): “Es una boleta tendenciosa, capciosa, tramposa, insidiosa y engañosa. Están institucionalizando el fraude”.

En las últimas dos semanas de campaña, frente a la derrota de Mario Negri a manos de Juan Schiaretti, desde Córdoba Cambia repartieron cerca de 400 mil boletas donde enseñaban a votar a Luis Juez, para retener el gobierno municipal capitalino y que la caída de Cambiemos no sea estrepitosa.

El ex intendente entre 2003 y 2007 se quejó que la BUS le llevará votos a Llaryora por arrastre de Schiaretti con la “lista completa” y no por sus cualidades propias: “Hasta nos parece normal que un tipo en democracia se perpetúe en el poder”, dijo, y criticó el blindaje de los medios hegemónicos: “Ustedes se están acostumbrando a las pequeñas monarquías provinciales; el que tiene el poder fija la pauta, sabemos que eso funcona así”.

Mientras que Rodrigo de Loredo, el candidato de Ramón Mestre a la Intendencia capitalina, bromeó sobre el diseño de la BUS: “Trajimos una lupa para encontrar a los candidatos. Imagínense que con el tamaño de mis ojos no me hace falta lupa. Es un poco complicado encontrarse, es como buscando a Wally”.

De Loredo, candidato de la UCR que en las últimas horas recibió el apoyo del jefe de la bancada en Diputados del PRO, Nicolás Massot, se quejó como Juez de la BUS: “Es una trampa para esconder a los candidatos de la ciudad. Ni lloramos ni ponemos excusas”.

En 2008, cuando la Legislatura cordobesa modificó la ley electoral, las bancadas del oficialista PJ y la opositora UCR votaron a favor de que la BUS llevara una columna de “Lista Completa” y que allí fuera insertada la foto del candidato a gobernador, en vez de ir ubicada donde había sido diseñada anteriormente. De Loredo y Juez, además de la peronista disidente Olga Riutort se quejaron del diseño tramposo de la BUS.

Más allá de la crítica, el ex director de ARSat señaló que su performance electoral será buena: “Creemos que nos va a ir muy bien hoy. Se termina una campaña en la que hemos puesto todo. No fue fácil porque hubo un candidato que se escondía”, reclamó señalando a Llaryora.

Un dato de la atomización de Cambiemos, más allá de la ruptura provincial entre la UCR, el PRO y el Frente Cívico; es que Rodrigo de Loredo, aliado táctico del intendente capitalino, armó su búnker en el Espacio Quality; en la zona sur de la ciudad. Lejos de la céntrica Casa Radical donde Ramón Javier Mestre esperará los resltados.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?