04 de abril, 2020 | 08.00

El negociado macrista que perjudicó una herramienta para el cobro de AUH

Cambiemos benefició a una empresa amiga a costa de un instrumento del Banco Nación de utilidad para beneficiarios de planes sociales y jubilaciones.

Para beneficiar a Mercado Pago, la administración de Cambiemos en el Banco Nación lanzó una billetera virtual con una calidad muy inferior a la de la competencia. De este modo, el producto de la compañía cercana a Mauricio Macri avanzó rápidamente y fue la primera en la que ANSES depositó la asignación universal por hijo. Hubiera sido un instrumento clave para facilitar el cobro de beneficios sociales y jubilaciones.

EL APRIETE DE LOS ANTICUARENTENA

El Banco Nación creó Nación Servicios para que desarrolle PIM, una billetera electrónica. El plan incluía la provisión de teléfonos a beneficiarios previsionales y sociales para que usen esa herramienta de pago.

El presidente que el macrismo colocó en esta subsidiaria, Benoit Culot, lanzó una plataforma precaria que no demoró en recibir cientos de quejas de usuarios. Este fracaso le allanó el camino al principal actor del subsector, Mercado Pago. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El desarrollo correcto de una billetera virtual del BNA sencilla de utilizar hubiera colaborado en la inclusión financiera de un importante grupo que, sin tarjeta de débito, debe buscar el efectivo en el banco cuando cobra su beneficio social.

El producto de Marcos Galperín también fue favorecido desde el Banco Central amarillo. Su ex vicepresidente Lucas Llach fue un actor clave en el crecimiento de esta empresa casi sin regulación alguna de la autoridad monetaria, lo que resultaba una competencia desleal para los bancos, tal como lo reclamaban. Recién en enero pasado, las nuevas autoridades del BCRA pusieron a los proveedores de servicios de pago bajo la supervisión de la Superintendencia de Entidades Financieras.

Unos días antes, el directorio que designó el Frente de Todos en el Central obligó a estas empresas a colocar el dinero de sus clientes en cuentas a la vista en entidades financieras. Este cambio limitó las inversiones que pueden realizar con el total depositado, pero también jugó a favor de resguardar los ahorros de las personas y empresas que operan con estas herramientas, que se encontraban completamente expuestos.

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►