El MPN apuesta al recambio y Macri le roba el candidato a Massa

09 de enero, 2015 | 18.44

El MPN apuesta al recambio y Macri le roba el candidato a Massa

09 de enero, 2015 | 18.44

Por Marcos Cittadini
Especial para El Destape

Los últimos han sido días importantes para todas las fuerzas que buscan definir candidatos a gobernador en una provincia clave para el desarrollo energético nacional. El Movimiento Popular Neuquino consolida su fórmula, Pechi Quiroga se mostró con Macri y el FPV eludió la interna pero no logró cerrar el binomio que quería Oscar Parrilli.

El Movimiento Popular Neuquino definió sus candidatos a fin del año pasado cuando la lista Azul, que encabezaba el ministro de Economía de la provincia, Omar Gutiérrez, venció a la que lideró el cuestionado ex gobernador Jorge Sobisch,en alianza con el senador Guillermo Pereyra.

La victoria fue importante para el gobernador Jorge Sapag:puso en primer plano a Gutiérrez y volvió a ganarle a Sobisch. Como en 2011, cuando el actual mandatario le arrebató la interna para finalmente ser reelecto en la provincia.

La elección trajo alivio también al Gobierno Nacional porque necesitan continuar cultivando la buena relación que tienen con la provincia, pensando en lo que significa para el país el yacimiento de Vaca muerta y el desarrollo de los hidrocarburos en la zona. La mala noticia es que, luego de la derrota, Guillermo Pereyra, secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, anunció que pasará a integrar el bloque del Peronismo disidente en la Cámara alta.

No son pocos los que señalan que, lejos de anquilosarse, el Movimiento Popular Neuquino ensaya en el poder un envidiable recambio generacional, con una figura joven como Omar Gutierrez. El MPN tiene muestras de poderío para exhibir. No sólo es la única fuerza democrática que ha gobernado desde 1963 la provincia. También es la que más afiliados tiene con una diferencia aplastante con las demás. Seis de cada diez neuquinos que tienen carnet de afiliación poseen el del partido de los Sapag. Para entender la magnitud del liderazgo, puede bastar este dato: en las internas del 30 de noviembre se volcaron a las urnas más de 126 mil personas, un tercio del padrón habilitado y casi la cuarta parte de la población total de la provincia.

Pero quien ha sido noticia esta semana fue el intendente radical de la ciudad de Neuquén, Horacio "Pechi" Quiroga. Luego de haber coqueteado durante meses con Sergio Massa y Mauricio Macri terminó, este jueves, haciendo proselitismo con el líder del PRO en las calles de Villa La Angostura. Desde el massismo tardaron en acusar el recibo. Primero intentaron instalar la idea de que un "super frente" acompañaría a Quiroga; luego, que como las elecciones serán desdobladas, no importa quién sea el referente nacional. Horas después terminaron aceptando la derrota y fue Mario Meoni, intendente bonaerense de Junín el que cerró el tema: "Quiroga pensó en el corto plazo, aunque no sumen ni un voto", aseguró. La diatriba de Meoni no es menor porque los une mucha historia. Juntos acompañaron a Cobos en su incursión en el Frente para la Victoria, juntos rompieron, juntos buscaron lograr un acuerdo Massa- Macri- UCR. Hoy, Quiroga y Meoniestán en veredas opuestas.
La decisión de Quiroga es particularmente molesta para el massismo porque cuando lanzó su candidatura en octubre pasado, el tigrense envió a varios de sus hombres de confianza para que estuvieran: Meoni, Joaquín de la Torre, Baldomero "Cacho" Alvarez y el ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández fueron de la partida.

A nadie le extraña, de cualquier modo, el acuerdo. Quiroga y Macri cultivan una amistad desde hace varios años, a partir de la relación que los dos tienen con Coti Nosiglia. Esto se ha visto reflejado en varios acuerdos de cooperación entre Buenos Aires y Neuquén y en el contacto constante entre los operadores de ambos alcaldes.

El Frente para la Victoria no carece de problemas tampoco. Con Oscar Parrilli, flamante titular de la ex SIDE, como principal armador los debates estuvieron marcados por dos posturas: volver a insistir con un extrapartidario o recostarse en una figura del justicialismo.El PJ sostuvo hasta el jueves por la noche la candidatura de Javier Bertoldi, intendente de Centenario. Desde otros sectores, se impulsóa Ramón Rioseco, intendente de Cutral Có. Las encuestas acompañan al segundo pero también algunas dudas. Los consultados recuerdan que Rioseco coqueteó hasta hace demasiado poco con el radical Quiroga, que se opuso a la ley de Hidrocarburos y que los resultados con extrapartidarios –el propio Quiroga en 2007 y el malogrado Martín Farizano en 2011- siempre fueron pobres.

El viernes, Bertoldi anunció que ni siquiera integrará la fórmula, que finalmente llevará a Rioseco a la cabeza y al diputado Nacional Alberto Ciampini como candidato a vicegobernador. La presidenta del Partido Justicialista en Neuquén, Nanci Parrilli, terminó dando las explicaciones de la elección al asegurar que Ramón Rioseco tiene más proyección provincial que su par centenariense.

Nequén es una de las provincias que todavía no han adherido a las PASO y la fecha de elecciones generales aún no ha sido oficializada por el gobernador Jorge Sapag pero todo indica que serán en mayo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?