Patricia Bullrich no pasó un buen momento en su visita de ayer al Barrio Carlos Gardel, en las inmediaciones de El Palomar, cuando un grupo de vecinos la encaró y le preguntó sobre algunas víctimas emblemáticas de fuerzas de seguridad durante su gestión. La ministra de Seguridad no atinó a dar respuesta y se mantuvo sonriendo mientras le reclamaban por promover el gatillo fácil.

“Patricia, ¿qué opinás sobre la muerte de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Facundo Ferreyra y los cuatro pibes asesinados en San Miguel del Monte?", la cruzó uno de los vecinos.

Los custodios de la funcionaria se apuraron a separarla de los vecinos, que continuaban con sus increpaciones: “Patricia, ¿no le da vergüenza? Este es un barrio de pibes, de pibes que mata el gatillo fácil que usted promueve”, afirmó la voz de una mujer. “Sos una asesina, ¡fuera, Bullrich, dejá de matar a los pibes!”, gritó el hombre. La comitiva de Seguridad siguió su recorrida mientras la mujer los despedía con la frase “Este es un barrio de pibes, ¿qué hacen acá?”.