Luego de los comicios presidenciales. el Gobierno oficializó su propuesta para cubrir las vacantes que dejarán en la Corte Suprema Eugenio Zaffatoni (ya renunciado) y Carlos Fayt (a partir del 11 de diciembre). Para ello, retiró el pliego del joven jurista Roberto Carlés, congelado en el Congreso por la negativa en la oposición a tratar cualquier nombramiento antes del cambio de Gobierno.

Los elegidos por la presidenta Cristina Kirchner son Domingo Sesín y Eugenio Sarrabayrouse, según salió publicado en sendos avisos en el Boletín Oficial.

A partir de este jueves, habrá 15 días para presentar las observaciones correspondientes sobre los antecedentes de los dos aspirantes al máximo tribunal, para luego ingresar al Senado, que es el que finalmente deberá aprobarlos o rechazarlos, con el voto de dos tercios de sus miembros presentes.

Domingo Juan Sesín es presidente del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, al que ingresó en 1995. Abogado, notario, doctor en Derecho y Ciencias Sociales egresado de la Universidad de Córdoba, el aspirante a juez de la Corte es especialista en Ciencias Administrativas, egresado de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Roma, Italia.


Por su parte, Eugenio Carlos Sarrabayrouse, es juez de la Sala II de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal. Doctor en el área Penal egresado de la Universidad de Buenos Aires, fue becario del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) en el Instituto de Ciencias Penales de la Universidad Ludwig Maximilians de la Ciudad de Münich, entre otros antecedentes.


Para dar vía libre a estas presentaciones, el Gobierno retiró finalmente el pliego de Roberto Carlés, que fue presentado por el Ejecutivo a principio de este año como posible reemplazante del renunciante Raúl Zaffaroni. Carlés tuvo una activa participación en la comisión multipartidaria que redactó el anteproyecto de Código Penal. Por cuestiones políticas, la oposición siempre se negó a tratar su nombramiento que, sin embargo, no había sido retirado por el Gobierno nacional hasta ayer.

Actualmente, la Corte Suprema funciona con cuatro magistrados, aunque el juez Carlos Fayt, de 97 años, anunció el mes pasado que dejará su cargo el 11 de diciembre, un día después de la salida de Cristina Kirchner.