La longeva conductora Mirtha Legrand volvió a derrapar al cuestionar las familias e incomodó al coreógrafo Flavio Mendoza por recurrir a un vientre subrogado para ser padre.

En el programa Almorzando con Mirtha Legrad, el bailarín relató cómo fue el proceso de paternidad: “Ella no es la madre. Es un vientre subrogado, el óvulo no era de ella. Justo hace unos días nació su nuevo bebé. Es su cuarto hijo. Es un amor de mujer, para mí es parte de mi familia”.

Al respecto, Legrand inquirió: “¿Cobran por eso?”. “Lo que cobra esa persona no es suficiente para llevar a un embarazo nueves meses y amar a esa personita que no es tuya”, replicó el productor.

 “Es raro”, sentenció la conductora y Mendoza le repreguntó: “¿Por qué raro?”. “Porque en algún momento tendrá deseos de ver al chiquito”, fue la explicación de Legrand. Asimismo, el coreógrafo aseguró: “Lo ve. Yo creo que los actos de amor no hay que verles rareza”.

“Pero no comercia con eso”, interrumpió Legrand. “Sí, pero comercia por una buena causa. Como hay gente que comercia por malas causas”, reflexionó el director artístico.

No obstante, la conductora insistió: “No sé, es raro”. “Es cultural”, remató Peto Menahem, otro de los invitados.