El crecimiento del turismo idiomático continúa en constante aumento

Buenos Aires y Córdoba son los destinos más elegidos en América Latina para estudiar el idioma español.

07 de noviembre, 2019 | 19.57

No es mera casualidad que la ciudad de Buenos Aires, como también la ciudad de Córdoba, sean los destinos más elegidos en América Latina para estudiar el idioma español. Hasta el momento, son más de 50 mil turistas extranjeros que arriban año tras año a la Argentina para tomar clases de español Buenos Aires o para poder perfeccionar lo ya aprendido anteriormente. La crisis por la cual están atravesando países vecinos como Chile y Brasil, además de la cuestión cambiaria debido a las recientes devaluaciones del peso, colocan a la Argentina como un destino muy atractivo para el turismo receptivo, que está creciendo de manera constante justamente por causa de este flujo de extranjeros llegando al país.

De acuerdo a datos que han sido informados por la Asociación de Centros de Idiomas (SEA), la República Argentina es, en la actualidad, el destino latinoamericano más importante para el turismo idiomático, y las clases de español Buenos Aires, como también  en Córdoba, son las más frecuentadas por tratarse de ciudades que tienen una gran riqueza cultural. El turismo idiomático es evidente que aumenta gracias al turismo receptivo. Y la importancia del idioma español en el mundo juega un papel verdaderamente protagónico: son 580 millones de personas que lo hablan, siendo 483 millones de ellas nativas!

El español es el segundo idioma más hablado en el mundo. En internet específicamente, es la tercera lengua que más se usa y continúa en constante crecimiento. Ya son casi 22 millones de personas que lo estudian, en 110 países. Cabe destacar que estudiar un idioma no es sólo aprender un nuevo vocabulario, sino también es aprender valores y culturas diferentes. Por ese motivo, tomar clases de español en Buenos Aires posibilita que los estudiantes tomen contacto directo con la cultura argentina, con las tradiciones y sus costumbres. Y ese gran combo se traduce en una experiencia única, que hace crecer día a día al turismo idiomático, nada menos que una nueva vertiente del turismo tradicional.

Elegir el mejor lugar para aprender español

Llegar a la capital de Argentina decididos a aprender el idioma oficial del país requiere la elección de un buen lugar donde estudiar. Existen diversas escuelas de español para extranjeros en la ciudad de Buenos Aires, localizadas en barrios estratégicos, como Palermo y microcentro. Son escuelas que ofrecen cursos de acuerdo al conocimiento previo –o no– que pueda tener el extranjero.

Sin embargo, una de ellas cuenta con una gran trayectoria y reconocimientos importantes: premiada por Star Awards y por TripAdvisor, la escuela de español Expanish está reconocida también por IALC (“International Association of Language Centres” / Asociación Internacional de Centros de Idiomas) y ofrece clases de español Buenos Aires como entidad crucial en este contexto.

Expanish tiene más de 12 años de trayectoria, siendo su primera sede en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina, y abriendo en el año 2017 su segunda escuela, esta vez en España, en la maravillosa y vibrante ciudad de Barcelona.

Por qué optar por Buenos Aires como destino de turismo idiomático

Buenos Aires es la ciudad más europea de América Latina, la ‘París latina’, la ciudad que posee más espectáculos teatrales en cartel - luego de Nueva York y Londres – y es la ciudad del tango, del futbol y un destino gastronómico sabroso! La mayoría de los turistas internacionales que eligen esta ciudad lo hacen por placer; sin embargo, el turismo idiomático crece día a día y se espera que durante el 2020 el porcentaje supere al turismo receptivo.

Teniendo en cuenta que el idioma español  es el segundo más hablado en el mundo y que está en tercer lugar en internet, son cada vez más las personas que desean aprenderlo, porque también laboralmente es un idioma muy solicitado en varios y diferentes países en el mundo: cada vez son más las empresas multinacionales que buscan funcionarios que sepan español y el poder dominarlo y contar con eso en un curriculum, es un gran punto a favor.

No cabe la menor duda que estudiar un idioma en el país donde es la lengua oficial, es la mejor opción. Escucharlo en la calle, en los restaurantes, en la televisión, saludar a un vecino, hacer compras en el supermercado, todo suma para acostumbrar al oído y para animarse a practicarlo.

Buenos Aires es el lugar ideal, no sólo porque los porteños son amables y receptivos con los turistas extranjeros, sino también porque tiene innumerables opciones de paseos, excursiones y entretenimiento, y es la puerta de entrada a un país que posee destinos naturales maravillosos, paisajes que seducen a todo aquel que los conoce.

Saber unir lo útil a lo agradable

El turismo idiomático es justamente eso, la posibilidad de realizar un viaje para conocer un nuevo destino y aprovechar la estadía para aprender un nuevo idioma. Sin embargo, también es el querer aprender un nuevo idioma y elegir un destino específico para hacer una inmersión lingüística.

Según Wikipedia, “el turismo idiomático es una modalidad de turismo cultural que tiene como atractivo y motivación el aprendizaje o perfeccionamiento de un idioma distinto al nativo en otro país”.

Y el Instituto de Turismo de España lo define como “las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno natural por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con el fin de hacer una inmersión lingüística en un idioma distinto al de su entorno natural”.

Siendo Buenos Aires una ciudad con tantos atractivos, no es de sorprender que sea la elegida, dentro de otros destinos latinoamericanos, como el lugar ideal para hacer turismo idiomático. Quienes así lo deciden, tienen la posibilidad de aprender el idioma español mientras disfrutan el poder conocer sitios emblemáticos, como la Casa Rosada, la Catedral Metropolitana, el Teatro Colón y, al mismo tiempo, barrios que cuentan parte de la historia argentina, como La Boca y Recoleta.

Sumar a todo eso la posibilidad de conocer –y hasta aprender a bailar– el tango, ver un partido de futbol en el país de Maradona y de Messi, y disfrutar todas las posibilidades gastronómicas que la ciudad ofrece, sin lugar a dudas transforma a Buenos Aires en un destino especialmente encantador.

Por otra parte, la capital porteña es la puerta de entrada hacia un país que ofrece destinos fantásticos, como Bariloche, Ushuaia, Mendoza, Salta, las famosas Cataratas del Iguazú... Paisajes espectaculares que, mientras se disfrutan, permiten que el turista practique lo aprendido en clase con los lugareños.

Con todas las opciones mencionadas, quien viene a Buenos Aires, vuelve. Y vuelve para continuar disfrutando las bellezas de la ciudad y del país, sabiendo hablar cada vez mejor el español!

LA FERIA DE EL DESTAPE ►