En un confuso episodio, un policía federal y custodio del Ministerio de Seguridad mató a un policía bonaerense en medio de un tiroteo en Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora, sobre el cruce entre las calles París y Marsella.

Todo comenzó cuando dos miembros de la Policía Bonaerense, entre los que se encontraba el sargento Gerardo Miguel Abarza, notó movimientos sospechosos de un auto. En ese momento, pararon el auto y se identificaron como policías al dar la voz de alto.

Adentro del auto se encontraba el custodio del Ministerio de Seguridad e integrante de la Policía Federal Juan Gutiérrez junto a tres personas, que se habrían bajado del auto. Gutierrez, entonces, también se identificó. El problema era que ambos efectivos estaban vestidos de civil, y ninguno de los dos creyó que fuera cierto que se trataba de miembros de las fuerzas de seguridad.

Fue así como Gutierrez y Abarza abrieron fuego. El primero recibió un tiro y fue trasladado al hospital Gandulfo, donde luego murió por las heridas. Mientras tanto, el custodio fue detenido hasta que se aclare la situación.

Embed

LEÉ MÁS: AGREDIERON A UN CRONISTA DE C5N DURANTE LA MARCHA DEL 21A