El Destape con Roberto Navarro | Macri: último negocio ilegal Suscribite

X

El FMI habría violado normas internas del organismo para poder ayudar al Gobierno. Tres de cuatro requisitos fueron puestos bajo sospecha en cuanto a su cumplimiento.

De acuerdo a un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el programa del Fondo en Argentina presenta una serie de irregularidades que se corresponden con una violación de las normas internas del organismo en torno a los desembolsos, según un informe sobre datos oficiales.

Para recibir desembolsos “cuando se superan ciertos límites de seguridad relativos a la relación entre los préstamos y las cuotas que cada país mantiene en el organismo”, se deben cumplir con cuatro criterios o límites de seguridad. “Al menos tres criterios necesarios para habilitar el uso del acceso excepcional a los fondos provistos por el organismo son de dudoso cumplimiento, violando las normas internas del FMI”, aseguró CEPA.

De estos parámetros, sólo se cumple el primero, el cual fija que “el país miembro debe enfrentar una crisis de balanza de pagos que no pueda solventarse mediante el acceso convencional”.

“Sin embargo, aparece un dudoso cumplimiento de la ‘alta probabilidad de repago en el mediano plazo’” que corresponde al segundo criterio, ya que desde el propio diagnóstico del FMI, Argentina es “sustentable, pero con baja probabilidad” teniendo un mayor nivel de deuda pública bruta en porcentaje del PBI a comparación de Estados Unidos, país que el organismo considera “insustentable”.

En otro aspecto, también hubo irregularidades en el cumplimiento de la “perspectiva favorable en torno a su regreso a los mercados internacionales de crédito” del tercer criterio, ya que observando  el índice de Riesgo País, “desde el inicio del programa, y a pesar del reciente movimiento a la baja, el índice se ha duplicado. Esto indica que aún en el caso del retorno a los mercados internacionales de crédito, las tasas de interés a las que podría acceder el Tesoro Argentino serían lo suficientemente elevadas como para hacer imposible su repago”, planteó CEPA.

En esta nota