#AltaData | Macri paga $5.000 por un voto Suscribite

X

El presidente Mauricio Macri llegó a Córdoba esta mañana como candidato a la reelección y en un acto realizado al mediodía en el Salón Eventos del Complejo Forja arengó a poco más de 1.000 dirigentes y funcionarios de la alianza oficialista Juntos por el Cambio: “Siempre es una alegría estar acá". Buscó generar empatía y lanzó: "Acá todos sabemos, todos los cordobeses sabemos (sic) que acá nació el cambio y empezó esa fuerza que dijo basta y esa rebeldía contra el maltrato comenzó acá”.

En otro tramo de su discurso, Macri le pidió a los militantes del PRO, el radicalismo, el juecismo y la Coalición Cívica que “salgamos a defender lo que hemos hecho y, más importante, a defender este futuro”. Ratificando el chauvinismo y antikirchnerismo cordobés, Macri insistió: “Estoy en mi provincia” y destacó que fue el Presidente que más veces visitó la provincia: “¿Caben cuántas veces vine a Córdoba?, ¿saben cuántas veces?... 19 veces, un récord”.

Hacia el final del discurso, se animó a bromear sobre la pésima elección que hizo Cambiemos en Córdoba el 12 de mayo pasado, donde Mario Negri y Ramón Javier Mestre fueron con listas separadas y fueron aplastados por el gobernador Juan Schiaretti: “Tenemos que salir a tocar el timbre, y los necesito a cada uno de ustedes, por más que pasaron por una elección y haya habido algún problemita entre las tropas, pero ya pasó; mi abuela decía: 'sana sana, colita de rana'. Ahora, con granadeza, como la que tuvo el senador Pichetto”.

 

 

Durante la campaña de las pasadas elecciones provinciales, Carlos Briner, intendente de Bell Ville y compañero de fórmula de Mestre había advertido: “El candidato del presidente Maurcio Macri en Córdoba es Juan Schiaretti”.  

Los equipos de campaña de Jaime Durán Barba necesitan que Macri repita en Córdoba los guarismos de 2015, donde en la primera vuelta de octubre consiguió 53% y logró llegar al balotaje. Esa vez, Daniel Scioli había logrado apenas 18%. En la segunda vuelta realizada en noviembre, Macri arañó la victoria nacional gracias al aluvión de votos cordobeses: 72% contra 28,5% de Scioli; una diferencia imposible de descontar.

Hoy la situación es otra; las encuestas dan que en Córdoba la fórmula de Juntos por el Cambio se impone con 33% contra 25% del Frente de Todos, apenas ocho puntos.

Por esa razón, Macri insistió en la campaña del miedo: “No vamos a cambiar, a volver inventar cepos y echarle la culpa a los demás y haber generado tanta exclusión y pobreza”. Y azuzó el fantasma venezolano: “Nos hicieron creer que no tenemos deberes en la democracia”; “miles de venezolanos están escapándose de la hambruna y donde no funciona nada, solamente el terror y la violaciión sistemaática de los derechos humanos”.

“Nene hay que levantar el ánimo y seguir peleándola, eh. Yo lo conocí a tu padre, un gran dirigente también. Así que en política se pierde y se gana. Lo que hay que tener es un compromiso permanente”, le regaló Pichetto al intendente Mestre, quien desde la primera fila agradeció las palabras con una sonrisa. El candidato a vicepresidente macrista y el intendente radical compartieron dos años en el Senado, cuando Mestre ocupó una banca entre 2009 y 2011.

Como una ironía del destino, justo hoy, hace 20 años asumía por primera vez la gobernación de Córdoba, José de la Sota; sucesor de Ramón Bautista Mestre. En el acto del 12 de julio de 1999 en la Legislatura cordobesa estuvieron presentes el entonces presidente Carlos Menem y el entonces presidente de Boca Juniors, Mauricio Macri.

 

 

Luego, a través de Twitter, Mestre le agradeció a Pichetto: “¡Gracias @MiguelPichetto por tu cariño de siempre, a lo largo de nuestra amistad! Para atrás ni siquiera para tomar envión; siempre para adelante. Trabajando juntos nos espera un gran futuro a vos, a mí y a todos los argentinos”.

Pichetto logró su mayor ovación cuando le dijo a la militancia “vamos a ganar las PASO y en octubre se resuelve todo en primera vuelta”.

Antes de Pichetto y Mestre, hablaron los candidatos a diputados nacionales Mario Negri, Soher El Sukaría, Hugo Romero, Leonor Martínez Villada y Luis Juez.

Negri, quien hace dos meses en las elecciones a gobernador logró apenas 18% de los votos señaló a la dirigencia cambiemita: “A los cordobeses les digo que, independientemente de a quiénes votaron en la Provincia, la decisión que tenemos por delante compromete el futuro de toda la Argentina. Por eso no hay que esperar a fin de año para ratificar el rumbo. Hay que hacerlo en agosto. ¡Nunca más atrás. Hacia adelante y con todo!”.

Para su acto del mediodía en el complejo Forja, el candidato de Juntos por el Cambio llegó a la mañana en el avión presidencial Tango 02 al aeropuerto “Ambrosio Taravella”, donde fue recibido por Mestre y Oscar González, presidente provisorio de la Legislatura, a cargo del Gobierno de Córdoba porque el gobernador Juan Schiaretti está de viaje en España. Desde el aeropuerto, Macri partió hacia el centro espacial de la CoNaE en la localidad de Falda del Carmen y posteriormente visitó a una emprendedora de Villa Allende, la ciudad del Gran Córdoba gobernada por el ex golfista macrista Eduardo “Gato” Romero.

Lejos de la efusividad de otros años, la visita de Macri no logró levantar temperatura en el frío viernes cordobés. Los números, esta vez, no acompañan la estrategia macrista.

 

*Gustavo Molina es corresponsal de El Destape en Córdoba.