Derribaron la construcción en Plaza de Mayo

08 de octubre, 2015 | 07.34
Exsoldados continentales del conflicto bélico de 1982 que comenzaron ayer una construcción en Plaza de Mayo para profundizar su protesta para ser reconocidos como veteranos de guerra pero, luego de varias horas, derrumbaron la obra por orden de la Justicia.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Dieron la orden y estamos cumpliendo", señaló uno de los manifestantes a la agencia Noticias Argentinas como para frenar la modalidad de protesta, luego de una disposición de la fiscal Claudia Barcia, pero también como para "mostrar un gesto de buena voluntad y llegar a un buen puerto".

Los ex combatientes confirmaron que este jueves mantendrán una reunión en la Legislatura porteña y en el Ministerio de Defensa para lograr su objetivo de reclamo, aunque aclararon que no descartan volver a construir el refugio de ladrillos y cemento en la Plaza de Mayo si no llegan a un entendimiento.

Leé "¿Qué reclaman los ex soldados en Plaza de Mayo?"

La decisión de construir la casa se debe a que, tras siete años de acampe, decidieron que "si no nos van a escuchar, por lo menos esperaremos dignamente". Sin embargo, cuando comenzó la construcción, la fiscal en lo Penal Contravencional y de Faltas Claudia Barcia instó a la Policía Federal a hacer efectiva su orden de desalojo.

Malvinas ex combatientes.jpg

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, subrayó que "el mantenimiento" de la Plaza de Mayo como el de "todas las plazas" corresponde a la Ciudad, pero que la Policía Federal se encarga de la custodia del espacio público, "por la cercanía con la Casa Rosada" y de esa manera se desentendió del conflicto.

Leé "Larreta, en contra de la construcción en Plaza de Mayo"

"La orden (de la fiscal Barcia) la debe cumplir la Federal. Por eso una fiscal le dio la orden a la Federal de evitar que esto suceda. Si podemos evitarlo por el diálogo, mejor", subrayó.

Tras la orden, la Policía Federal se acercó a los manifestantes para comunicarles que la fiscal había ordenado el "cese pacífico" de la obra y, si no se llegaba a cumplir la orden de desalojo dispuesta por la Justicia porteña, la Policía Federal debía secuestrar los materiales de construcción y llevar a los involucrados en el ilícito a la comisaría más cercana para tomarles declaración, acusados por los delitos de usurpación y daño de patrimonio histórico. Sin embargo, el desalojo fue en buenos términos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►