Luego de que se conociera del pedido de libertad condicional presentado por el represor Jorge Eduardo "Tigre" Acosta, varios sobrevivientes de las torturas perpetuadas en la ESMA firmaron un comunicado de prensa pidiendo "que se deniegue de forma terminante" la solicitud del genocida.

Esto ocurre también tras la noticia de que el ex militar durante la dictadura asistió escoltado por el servicio penitenciario hasta la ANSES para solicitar un préstamo que convalidó el juez Daniel Obligado del Tribunal Oral Federal 5.

"Quienes sufrimos en carne viva su perversión y sadismo, quienes lo vimos mandar a miles de compañeres a los “vuelos de la muerte”, exigimos al Tribunal y a su Presidente, Daniel Obligado, deniegue en forma terminante el pedido de libertad condicional del Genocida Acosta, solicitando su permanencia en un establecimiento carcelario del SPF, hasta el cumplimiento definitivo de su condena", resalta .

LA CARTA COMPLETA

Buenos Aires, Setiembre 11 del 2019

Los abajo firmantes, sobrevivientes del Centro Clandestino e Detención, Tortura y Exterminio que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada, testigos y querellantes de los juicios por delitos de Lesa Humanidad ocurridos en la última Dictadura cívico-militar en la ESMA, repudiamos enérgicamente el pedido de “libertad condicional” presentado por la defensa de Jorge “Tigre” Acosta, jefe del Grupo de Taréas 3.3.2, responsable máximo del secuestro, tortura y asesinato de alrededor de 5 mil compañeras y compañeros.

 Hace 2 semanas, y como un precedente siniestro, el Tribunal Oral Federal 5, a cargo del Juez Daniel Obligado, autorizó al genocida Acosta una salida al centro de la ciudad, a una oficina del ANSES para que personalmente gestionara un préstamo ante el estupor y repudio de los trabajadores del lugar.
 

Con una condena a Prisión Perpetua, que quedo firme en el 2014, y otra a 30 años por ser coautor penalmente responsable de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad,  el intento de que el genocida quede en libertad condicional nos resulta una afrenta para la Democracia y la memoria de los 30 mil detenidos desaparecidos.

Entre otros miles, el capitán Acosta es responsable del secuestro, tortura y asesinato de las Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, Esther Careaga y María Bianco, y de  las religiosas francesas Alice Domon y Leonie Duquet.

Acosta fue una pieza central en el esquema represivo del Grupo de Tareas de  la Esma, factor decisorio en el destino de los detenidos desaparecidos, partícipe fundamental de secuestros, torturas y asesinatos de los cuales jamás mostro arrepentimiento ni aportó datos o pruebas que ayudaran al esclarecimiento de alguno de los múltiples delitos aberrantes por el cometidos.

Quienes sufrimos en carne viva su perversión y sadismo, quienes lo vimos mandar  a miles de compañeres a los “vuelos de la muerte”, exigimos al Tribunal y a su Presidente, Daniel Obligado, deniegue en forma terminante el pedido de libertad condicional del Genocida Acosta, solicitando su permanencia en un establecimiento carcelario del SPF, hasta el cumplimiento definitivo de su condena.

Hilda Actis Goretta,  Alfredo Ayala,  Víctor Basterra, Eva Bernst, Ricardo Coquet, Alejandro Firpo, Liliana Gardella, Martín Grass, Juan Gasparini, Amalia Larralde, Miriam Lewin, Ana Malharro, Leonardo Martínez, Carlos Muñoz, Daniel Oviedo,Lola Pastoriza,  Liliana Pellegrino, Ana María Sofiantini Ángel Strasseri, Ana Testa, Mario Villani.