#AltaData | Golpe en Bolivia a Evo Morales

Debate 2019: el análisis de Roberto Navarro, Víctor Hugo Morales, Julia Mengolini, Bernarda Llorente y Edgardo Mocca

Conclusiones de lo que dejaron los cruces entre Alberto Fernández, Mauricio Macri y el resto de los candidatos.

14 de octubre, 2019 | 16.25

El debate presidencial tuvo una cobertura integral a través de Internet, con la previa, la transmisión y el análisis de Roberto Navarro y un gran equipo de comunicadores y politólogos que desgranaron los contenidos, detalles y suspicacias del intercambio entre los candidatos a Presidente de la Nación.

Después de dos horas de un debate, Navarro, Julia Mengolini, Víctor Hugo Morales, Edgardo Mocca y Bernarda Llorente participaron de una mesa de discusión para entender mejor qué fue lo que dejaron las exposiciones de los candidatos.

Alberto Fernández, Mauricio Macri, Roberto Lavagna, José Luis Espert, Nicolás del Caño y Juan José Gómez Centurión fueron los protagonistas del primer encuentro, que se replicará el próximo domingo. Sobre sus intercambios, Mengolini analizó que el candidato del Frente de Todos "le entró al Presidente por sus debilidades".

Tajante, Víctor Hugo concluyó que fue "una cómoda victoria (de Fernández), intelectualmente mucho más capaz; estaba más cómodo que todos los participantes; se permitió estar en control de la situación, siempre supo para dónde quería ir. Además, tiene la ventaja de que no tenía motivos para mentir, porque no puede ser acusado de nada".

En la vereda contraria, "Macri sólo tenía para recurrir al camino de la mentira" por lo que analizó: "Creo que Macri se confía mucho en trabajar sobre la desinformación de la gente: todo lo que él cree que la gente no sabe o no entiende es la arena en la que se desenvuelve. Por eso, es un vulgar mentiroso".

Dentro de ese panorama, Mengolini planteó que notó un Alberto Fernández "bastante en eje, sobre todo con esta modalidad que es bastante embolante. La aprovehcó con chicanas inteligentes. Cuando se tiene poco tiempo, hay que apelar a la frase corta, slogan, y eso lo hizo bien"

Ante este análisis, Mocca acotó que "lo más asombroso" de Macri fueron "todos los méritos que mostró. El problema es que ninguno de esos es verdad. Pero los jardines de infante trabajan con robótica, modernizó la infraestructura, la verdad, la moral ¡Defendió la moral del Gobierno de usurpadores que dirigió cuatro años!", a lo que Mengolini le replicó que "demostró que vive en Narnia, y eso lo aprovechó Alberto".

Sobre la educación, Roberto Navarro acotó: "No puedo evitar pensar que en 2015 los pibes tenían una computadora para ir al colegio y ahora le tuvieron que dar leche o un poco de comida, porque iban muertos de hambre. ¿Desde qué lugar podés hablar de la robótica en el jardín de infantes?"

Llorente, en tanto, analizó que el debate "se convirtió en un gran spot para los candidatos que lo supieron aprovechar. En eso Alberto estuvo muy bien. La ventaja con el resto fue importante" y remarcó que Macri estaba en un lugar de debilidad porque "tenía mucho para perder, se ha vaciado de contenido su discurso". 

Al respecto, enfatizó que el Presidente "trató de vender una modalidad que después de cuatro años atrasó" y remarcó "dos o tres deslices - del Presidente - en los que demuestra que va a perder el poder, está como reordenando la retirada en la medida de lo posible". Es el caso de la "narco capacitación" que le adjudicó a la futura gobernación de Axel Kicillof, dando por perdedora a su candidata bonaerense, María Eugenia Vidal.

Sobre este punto, Navarro analizó que la estrategia oficialista "se sostiene en la agresión" y planteó: "En las últimas semanas, donde ellos se consolidan agrediendo, me llama la atención que le pegan más a Kicillof que a Alberto. No pensé que lo iban a hacer en ausencia. Si vos tenés a Alberto, se supone que le pegás a Alberto. Yo me pregunto por qué le pegó a Kicillof".

Además, el periodista y director de El Destape hizo énfasis en uno de los temas más picantes de la noche. La legalización del aborto y cómo eso podría jugarle en contra a Fernández pero, pese a ello, no eludió el tema. "Tenemos una relación muy cercana con el público y, cuando llegó el momento de la votación por el aborto, había mucha gente que se enojaba porque no estaba de acuerdo con nosotros".

Por eso, analizó que "hay personas que tienen la misma mirada progresista y que en eso - legalización del aborto - no está de acuerdo. Alberto lo sabe y jugó igual, sabiendo que podía perder. No le quitó el cuerpo a ciertas definiciones que piensa que en este momento son dramáticas y hay que darlas".

El próximo domingo será la segunda ronda del debate presidencial, a la misma hora pero en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Último domingo antes de las elecciones generales del 27 de octubre.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?