#AltaData | Los cruces en el Debate entre Macri y Alberto Fernández Suscribite

X

Debido al impacto de la crisis económica, la empresa de alimentos Arcor decidió dar vacaciones a 2.500 empleados por dos semanas para frenar la producción y vender el stock que tiene acumulado. La medida se concretará en noviembre.

La decisión fue diseñada entre la firma presidida por Luis Pagani en conjunto con los trabajadores. A su vez, los delegados gremiales firmaron un convenio para efectivarlo, de acuerdo a lo que Sebastián Núñez, titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), le contó al portal La Gaceta.

“Esta medida no es solo para Tucumán, sino que se aplicará en todas las empresas que pertenecen a la firma en todo el país”, explicó Núñez. Es decir, tendrán vacaciones compulsivas los 1.700 trabajadores de las plantas ubicadas en Colonia Caroya (Córdoba), Villa Mercedes (San Luis), Salto (Buenos Aires), más los 750 de San Miguel de  Tucumán, lo cual suma un total de casi 2.500 personas.

La medida comenzará a regir el 4 de noviembre y se extenderá por dos semanas, hasta el 17 de ese mes. Las vacaciones "normales" de los empleados se reanudarían el 30 de diciembre.

El STIA estimó que, en los últimos cinco años, el sector alimentario registró 15.000 despidos. En total, alrededor de 80.000 puestos laborales de todo el país pertenecen a este rubro.

En mayo de este año, Arcor había anunciado el cierre de la planta de conservas "La Campagnola" y el despido de 125 trabajadores que se desempeñaban en la planta de la localidad mendocina de San Martín.