Crece la crisis entre la UCR y el PRO por el golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia

La UCR de Córdoba salió a repudiar el quiebre democrático y la injerencia militar. La postura choca de lleno con la posición de Mauricio Macri. 

11 de noviembre, 2019 | 16.54

“Acá hay un golpe de Estado. Aquí estas cosas no deben pasar”, sentenció el intendente de Córdoba, Ramón Javier Mestre esta mañana, despegándose de la postura oficial y negacionista de la Casa Rosada; al referirse al golpe de Estado cívico, policial y militar que destituyó ayer al presidente de Bolivia, Evo Morales.

Durante la inauguración del Centro de Salud N° 100 en barrio Héroes de Malvinas–Vicor, el intendente y presidente de la UCR de Córdoba señaló: “El presidente Morales estaba en pleno ejercicio de funciones cuando los militares pidieron que renuncie. Es decir, básicamente pidieron un golpe de Estado”.

Y agregó: “Si había una elección, que se desarrolle normalmente y que sean los bolivianos los que elijan quienes tienen que ser sus autoridades. Los radicales manifestamos nuestro rechazo porque cuando a alguien se lo elije hay que permitir que termine su mandato, le guste a quien le guste”.

“Desde el Comité Central Provincial de la Unión Cívica Radical manifestamos nuestra preocupación por los hechos que se están produciendo en el vecino país. También nos ponemos a disposición de los colegas hermanos bolivianos que viven en nuestra ciudad y que son muchos. Estamos preocupados por cualquier situación que atente contra la democracia”, sostuvo Mestre ante los medios.

Ayer a la tarde, tras la consumación del golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, Mestre le ordenó a su tropa que repudiara el quiebre democrático en el país vecino: “Manifestamos nuestra preocupación por la situación de Bolivia, donde Evo Morales no concluyó su legítimo mandato. Repudiamos enérgicamente el golpe y la injerencia militar. Si las últimas elecciones tuvieron irregularidades, debieron resolverse dentro del orden institucional”; fue el tuit del Comité Provincia de la UCR, que preside Mestre.

También, a través de Twitter el radicalismo de la Capital cordobesa apoyó la continuidad democrática de Evo: “El Comité Capital de la UCR de Córdoba repudia y denuncia el Golpe de Estado en Bolivia contra su Presidente, Evo Morales y contra la soberanía del pueblo boliviano. La salida debe darse siempre dentro de las instituciones de la democracia. #NoAlGolpe #SiALaPaz”.

Por su parte Mario Negri, rival provincial de Mestre, también tuiteó en el mismo sentido: “Repudio toda intromisión militar en la vida política de #Bolivia, ya que esto es sólo compatible con golpes de Estado. La crisis actual se resuelve con el regreso a la institucionalidad, convocando a elecciones limpias y transparentes, tal cual lo ha señalado la OEA”.

Y el secretario de Modernización de la Municipalidad de Córdoba, el mestrista Marcelo Cossar, también repudió la asonada golpista y criticó a la derecha nacional: “¿Que festejas? ¿El #GolpeDeEstadoEnBolivia? Te pido que hagas memoria si tenés +de 40, o pregúntale a alguno de los miles y miles q crecimos bajo el Golpe militar argentino, o metete a Google o simplemente mírate en un espejo y se te debiera borrar la sonrisa. #NoAlGolpeEnBolivia”.

A contramano del radicalismo cordobés y de su propio hermano Ramón Javier, el diputado Diego Mestre, había tuiteado anoche a favor de la intentona cívico-militar que destituyó al gobierno constitucional boliviano: “El fraude electoral y un pueblo cansado de tanto manoseo a las instituciones democráticas hicieron renunciar a Evo Morales. Es hora que los hermanos bolivianos elijan libremente a quien los represente realmente. Ojalá sea el ppio de un futuro lleno de paz y unión. #BoliviaLibre”, posteó el diputado de Cambiemos, cercano al macrismo.

Luego de una catarata de críticas en las redes sociales y ante la postura oficial de la UCR cordobesa de repudiar el golpe de Estado, Diego Mestre volvió a tuitear: “Tal vez malintencionados pretenden tergiversar mi mensaje en relación a Bolivia. Respeto profundamente la democracia. Condeno cualquier golpe de estado. Lo que dije es que debe convocarse a elecciones libres, donde no haya fraude y en el que participen veedores internacionales”.

Lucas Samamé, ex director del Registro Civil de Córdoba y actual funcionario del Ente de Servicios Públicos también salió al cruce de los golpistas bolivianos: “Repudio absoluto al Golpe de Estado en Bolivia. La relativización fruto de las circunstancias del mismo ofenden, lastiman y exponen peligrosa ignorancia. Los problemas institucionales se solucionan con más y mejor Democracia. #FuerzaBolivia”.

Entre anoche y hoy ya hubo contacto entre funcionarios de la Municipalidad de Córdoba y dirigentes de la numerosa colectividad boliviana asentada en esta Capital, principalmente en los barrios del sur y en la zona de Alberdi, donde tiene su sede y su estadio el Club Atlético Belgrano.

Precisamente en junio de 2011, cuando la Universidad Nacional de Córdoba  (UNC) le otorgó el título Honoris Causa a Evo Morales, el club celeste distinguió al presidente de Bolivia con el título de Socio Honorario y el Carnet 28.461.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?