El Debate Presidencial en vivo con Roberto Navarro y Marcelo Figueras Suscribite

X

 El capitán de la Selección argentina, Lionel Messi, subió hoy la apuesta tras su injusta expulsión en el tercer puesto frente a Chile y admitió que no fue a la premiación porque no puede "ser parte de la corrupción" que en su opinión mostró el arbitraje contra el conjunto albiceleste. El astro apuntó contra la CONMEBOL que tiene como presidente a Alejandro Domínguez, íntimo amigo de Mauricio Macri en sus años en Boca. 

"Son cosas que suelen pasar mucho en los partidos (el encontronazo con Medel), pero lo que dije la vez pasada capaz pasó factura y fue mandado", afirmó.

"No fui por todo un poco, no tenemos que ser parte de esta corrupción, esta falta de respeto que nos hicieron durante esta Copa. Estábamos para mas, hicimos un partido de campeonato, tanto hoy como con Brasil, no nos dejaron estar en la final", recordó sobre la semi del martes pasado.

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, junto a Mauricio Macri

En ese sentido, no se achicó ante la posibilidad de que Conmebol sea duro con la suspensión que le aplique y que deberá cumplir en las Eliminatorias rumbo al Mundial 2022.

"No me importa, porque la verdad hay que decirla, me voy orgulloso de este grupo que dio todo. Espero que se respete y la gente lo banque como lo está haciendo", dijo.