#AltaData | La prisión preventiva no va más

Cómo es el pacto social que Alberto Fernández tiene en mente

Fernández ya piensa en sus primeros días de gobierno y cómo recomponer poder adquisitivo sin que se licúe con la inflación. 

11 de septiembre, 2019 | 09.17

Alberto Fernández regresó de España con un plan en mente. Su preocupación, por estos días, pasa por encontrar una fórmula que permita recomponer el poder adquisitivo de los trabajadores argentinos sin que esa mejora termine licuándose por la inflación. La clave para lograrlo, según el proyecto que terminó de madurar el candidato durante el viaje, es alcanzar un acuerdo entre sindicatos y empresarios que acomode los precios relativos durante los primeros seis meses del próximo gobierno. En ese sentido, Fernández ya trabaja para tejer un “pacto social”: ayer le presentó su idea al titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, en el primer encuentro cara a cara entre ambos. Fue la previa de una cumbre que se celebrará esta tarde en Tucumán, de la que también participarán referentes de la CGT, gobernadores y el futuro presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

“Hay que ponernos de acuerdo para que por 180 días podamos recomponer salarios sin que eso signifique un aumento de inflación”, planteó el hombre del Frente de Todos el lunes por la noche, en su primera entrevista después de la gira por la península ibérica. En las palabras del candidato resuena la propuesta de un nuevo contrato social que había planteado Cristina Fernández de Kirchner en la primera presentación de su libro Sinceramente en mayo en La Rural, que ella misma retomó el último fin de semanas en Posadas. Ambos coinciden en que resulta necesario alinear a los distintos actores económicos para normalizar la situación económica sin someter a la sociedad a mayores sacrificios que los que se hicieron durante estos cuatro años. Los equipos técnicos ya están trabajando en ese plan; y ahora Alberto se puso personalmente a la cabeza de las charlas.

El primer paso lo dio ayer, cuando recibió en las oficinas de la calle México a Acevedo, titular de la UIA. El industrial aceitero fue convocado para presentarle este plan e invitar a los equipos técnicos de esa organización a sumarse a trabajar en esa dirección. La reunión fue la primera cara a cara entre ambos, y los dos se llevaron una buena impresión mutua. Lo transmitieron cada uno a sus colaboradores más cercanos, después de hablar durante algo más de una hora. Por parte del candidato, se ratificó el compromiso de priorizar la recuperación del entramado productivo que se deterioró rápidamente durante los últimos cuatro años; del lado de los empresarios hubo una promesa de acompañar durante los primeros seis meses y de sumarse a la mesa de diálogo que plantea Fernández de cara a la negociación de un pacto intersectorial.

El encuentro fue una manera de allanar el camino antes de la mini cumbre que tendrá lugar esta tarde en Tucumán. Un nuevo aniversario de la Unión Industrial de esa provincia sirve de excusa para una convocatoria del gobernador Juan Manzur que reunirá a Fernández y Acevedo con el titular de la CGT, Héctor Daer. Del encuentro también participará Massa, que tendrá desde diciembre la responsabilidad de que cualquier acuerdo tenga su contraparte legislativa. Si bien será un encuentro preliminar y no se espera que haya un documento en una etapa tan temprana del diálogo, la foto marcará un compromiso de las partes de sumarse a una mesa de negociaciones que avance en ese sentido. El candidato del Frente de Todos quiere llegar al 28 de octubre con el acuerdo resuelto, de forma tal de brindar previsibilidad y evitar un nuevo período de zozobra tras las elecciones.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?