#AltaData | Cristina Kirchner chicaneó a Macri Suscribite

X

El juez de Avellaneda, Luis Carzoglio, denunció que recibió una amenaza de muerte mediante una pintada en las afueras de su casa y que dos hombres pasaron en un auto, a velocidad lenta, e hicieron anotaciones sobre su domicilio. Es el mismo magistrado que reveló que recibió la “visita” de dos directores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en nombre de Mauricio Macri, para manifestarle la “obsesión” del Presidente por detener al sindicalista opositor, Pablo Moyano.

Según manifestó en su declaración ante sede judicial, el martes al mediodía, cuando fue a sacar la basura para colocarla en el canasto ubicado en la vereda de su domicilio, vio sobre la cabina del gas una amenaza: “Te voy a matar stare”. Según sostuvo, “la inscripción fue sin faltas de ortografía” y, si bien primero manifestó que pensó que lo había hecho un chico menor, por la letra sospechó que se trató de una persona adulta. Pese a tener custodia policial las 24 horas, desde el móvil aseguraron que no vieron nada pero personal de la Comisaría 2º se dirigió a la noche al domicilio para sacar fotos de la leyenda.

El hecho le resultó llamativo porque “a fines del año pasado arrojaron una piedra grande por sobre la pared” que da a una de las calles de su domicilio “al parque de su casa”. En ese momento no le dio importancia al hecho, contextualizó la importancia cuando en mayo arrancaron dos plantas que él había  en uno de los canteros que dan a la calle y las dejaron tiradas en el lugar.

A la seguidilla de hechos llamativos, el magistrado aseguró que el 29 de mayo “un auto color gris” pasó “a poca velocidad” por la puerta de su casa. Había “dos masculinos a bordo, paró frente a la esquina de su casa, tomaron unas anotaciones en una planilla para dar vuelta en ‘U’ y volver por donde habían venido”.

Los episodios, en contexto, llamaron la atención y preocuparon al juez porque a fines del año pasado denunció que dos directivos de la AFI se presentaron en agosto en su despacho para apretarlo y pedir, en nombre de Macri, la detención de Pablo Moyano por presunta asociación ilícita con la barrabrava de Independiente. El hecho fue corroborado por los propios directivos de la ex SIDE, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, en el Congreso de la Nación.