Caso Lucas Carrasco: comienza el juicio contra el periodista acusado de abuso

El periodista y bloguero está acusado de violar a dos mujeres. 

04 de septiembre, 2019 | 08.49

Las mujeres, lesbianas, travestis, trans históricamente denunciaron las violencias machistas de distintas maneras: rompiendo el silencio entre ellas, en el sistema de administración de justicia tradicional, en los espacios de escucha que encontraron y en espacios públicos. A esos lugares públicos de disputas de sentidos se sumó Internet en los últimos años. Después de 2015 y el grito por Ni Una Menos que amplió la conciencia colectiva sobre la problemática, las denuncias se multiplicaron en Facebook, Twitter, Instagram y blogs. La primera denuncia contra el periodista Lucas Carrasco se volvió pública en mayo de 2016, el año en el que surge como movimiento aglutinante de muchas de las denuncias de abusos en el rock se encolumnaron detrás de la frase “Ya no nos callamos más”. En ese contexto Lucía decidió contar una serie de abusos y violencias. A partir de su testimonio una veintena de jóvenes más se reconocieron en esos relatos de maltratos que escalaban hasta las violaciones. Dos de esas historias llegan hoy a juicio. 

VIDAL en salud: ABANDONO TOTAL

Lucas Carrasco será juzgado por abuso sexual en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 9 porteño. Será una sola fecha de audiencia en la que las dos mujeres van a poder brindar su testimonio sobre los episodios de violencias ocurridos en 2013 y 2015. La carátula de la causa es "abuso sexual con acceso carnal" , que prevé penas que van de los 6 a los 15 años de prisión. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El debate oral estará a cargo de la jueza Ana Dieta de Herrero, que también formó parte del Tribunal que condenó en julio al ex músico Cristian Aldana a 22 años de cárcel por corrupción de menores. 

“Esperamos que termine con una condena. Más allá de la cantidad de años que le pueden dar queremos una condena porque corresponde por nosotras, por las que quedaron en el camino, las que se animaron a hablar y las que todavía no pudieron hacerlo. El proceso judicial fue difícil, fue desgastante y tedioso pero por fin llegamos a juicio y estamos ansiosas para que se cierre esta etapa. Estamos fuertes y estamos contenidas por amigues, compañeres, la familia y las psicólogas de la DOVIC”, dijo a El Destape Sofía Otero, una de las sobrevivientes y denunciantes.

Tiene 27 años y es estudiante de Derecho. En el momento en el que ocurrió la violación ella militaba en la agrupación La Cámpora. Fue el 21 de febrero de 2013. Después de verlo en un bar ella acordó ir al departamento de Lucas hasta que en un momento le pidió que frenara y él la violó. Ella pudo escapar del departamento porque apareció la hermana de Lucas. Al haber una tercer persona en el lugar pudo tomar el coraje y retirarse.

“Tenemos elementos suficientes para poder obtener una condena. Poder dejar en claro que más allá de una relación sexual empiece siendo consentida eso no quiere decir que pueda tornarse en un abuso sexual si la persona, uno de los intervinientes está manifestando la voluntad de no continuar y su no consentimiento en cuanto a la práctica que pueda desarrollarse en el marco de un encuentro de dos personas”, dijo a El Destape Natalia D’Alessandro, una de las abogadas de la querella, que representa a Sofía Otero.

Las sobrevivientes comenzaron el recorrido judicial de la denuncia formal a mediados de 2016. Primero, en junio de 2016 fueron juntas a la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) dependiente de la Corte Suprema pero no fueron escuchadas. Hasta que llegaron a la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) gracias al acompañamiento de otras sobrevivientes de violencias machistas. Hoy llegan a juicio acompañadas por las profesionales de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC). 

“Es necesario visibilizar, investigar y juzgar estos casos con perspectiva de género. Las mujeres denunciamos cuando podemos denunciar, cuando sentimos que no corremos peligro, que no vamos a ser señaladas, cuando creemos que no vamos a ser juzgadas nosotras. Es interesante trabajar de manera conjunta con las dependencias del Estado como la DOVIC teniendo en cuenta lo difícil que es enfrentar la causa judicial. Cuando sucedió el hecho Sofía lo comentó con sus amigos más cercanos. En principio por el miedo que le ocasionada a referencia de Lucas Carrasco dentro de la militancia”, dijo Natalia D’Alessandro, la abogada de Sofía Otero. 

Lucas Carrasco desmiente las violencias y abusos que lo llevaron a juicio oral y dice ser víctima de una “persecución política”. En el proceso judicial que lo llevó a sentarse en el banquillo de los acusados fue embargado por 300 mil pesos y obligado a presentarse todos los meses en sede judicial. El periodista fue convocado a indagatoria un año después de la primera denuncia formal y en noviembre de 2017 quedó procesado. En el camino hubo más mujeres que no pudieron enfrentar el proceso penal. Hoy el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 9 porteño escuchará a dos sobrevivientes. 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►